Categorías: Estados Unidos

Madre que ahogó a su hijo en un canal de Miami-Dade enfrenta pena de muerte

El Gran Jurado del condado acusó a Patricia Ripley de asesinato en primer grado

Patricia Ripley enfrenta pena de muerte por ahogar a su hijo (Collage: Miami-Dade Police Department y Miami-Dade Department of Corrections)

Patricia Ripley, acusada de asesinar a su hijo autista empujándolo a un canal de Miami-Dade, ahora enfrenta el cargo de pena de muerte tras ser acusada esta semana por el delito de homicidio en primer grado.

Tras dos meses de pausa debido a la pandemia, informó Miami Herald, el Gran Jurado del condado pudo reunirse para dictar dicho cargo contra la madre de la víctima, Alejandro Ripley, quien tenía 9 años al momento de morir.

Los hechos ocurrieron el 21 de mayo cuando Patricia empujó por segunda vez a su hijo a un canal y el cuerpo del menor apareció flotando en un lago ubicado en el área de la calle 62 del suroeste y la 138 Court.

La madre, con tal de deslindarse del homicidio, inventó que dos personas de raza negra secuestraron a su hijo después de que le pidieron dinero y un celular en el estacionamiento de un Home Depot. Ante esta versión las autoridades activaron la alerta Amber que fue suspendida cuando apareció el cadáver.

Al ponerse en marcha las investigaciones se descubrió que la madre estuvo bastante tiempo en el estacionamiento y nunca se ve que haya sido abordada por dos personas.

Horas después se reveló un video donde se ve a ella empujar a Alejandro a un canal pero fue rescatado por personas que creyeron que el niño cayó al agua por un descuido de la madre.

En junio, Patricia estuvo en una audiencia donde se declaró no culpable de los delitos asesinato en primer grado e intento de homicidio premeditado y también exigió a la fiscal estatal Katherine Fernández Rundle la información que tiene la fiscalía sobre su caso.

La madre también se declaró como indigente para tratar de acceder a recursos públicos para su defensa pero el magistrado de distrito Charles Johnson negó esta posibilidad asegurando que Ripley cuenta con los recursos suficientes para pagar un abogado privado.

Patricia, por el momento, permanece detenida en el Centro Correccional Turner Guilford Knight sin derecho a fianza.

Días después del homicidio, América Tevé entrevistó a Lizzy Montero, terapeuta de Alejandro, quien lo describió como un niño cariñoso que tenía problemas para hablar debido al autismo.

Montero dijo que atendió al menor desde que tenía cuatro años y pese a su problema demostró que sí entendía lo que le decían las demás personas.

Ciudadanos conmocionados por la muerte de Alejandro instalaron un memorial con varias flores a la orilla del lago donde encontraron su cuerpo.