SÚPER recarga por solo $19.99 ¡Con todo!
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Artista Hamlet Lavastida localizó la casa donde estuvo secuestrado en Cuba

Noticias de Cuba

Artista Hamlet Lavastida localizó la casa donde estuvo secuestrado en Cuba

Allí “se gestó la negociación para mi salida definitiva de Cuba junto a Katherine Bisquet”

Hamlet Lavastida habla sobre el destierro de jóvenes opositores cubanos

Hamlet Lavastida localizó en Guanabo una de las casas empleadas por la Seguridad del Estado para sus operaciones. (Foto: Hamlet Lavastida-Facebook)

El artista Hamlet Lavastida, forzado al exilio en 2021, localizó la “casa operativa” donde estuvo secuestrado durante seis días por la Seguridad del Estado.

La vivienda se encuentra en Guanabo, en el municipio Habana del Este. Allí “se gestó la negociación para mi salida definitiva de Cuba junto a Katherine Bisquet. La operación tuvo como objetivo insertarme de a poco a la realidad después de 87 delirantes días en la sede del OEICDCSE (Órgano Especializado de Investigación Criminal de Delitos contra la Seguridad del Estado) en Villa Marista”.

Sus represores intentaron minimizar los estragos causados físicamente el joven, para que no fuesen visibles cuando saliera del país. “Se me hizo tomar el sol y se me alimentó con periódica frecuencia después de perder más de 10 kilogramos de peso”.

Durante su secuestro, también se coordinaron llamadas al consulado de Polonia, con su madre, Katherine Bisquet, Tania Bruguera, Carolina Barrero y Julie Trebault, según recordó en un post publicado en su muro en Facebook.

Hamlet Lavastida dijo haber estado vigilado por seis agentes de la Seguridad del Estado: dos cocineras, tres capitanes y un oficial. En esa “tarea” se movilizaron además dos vehículos, “todo ello en estricto secreto sobre mi localización o paradero”.

En los días que estuvo en la casa de Guanabo, fue interrogado constantemente y se le hicieron proposiciones sobre su vida. “En la habitación cerrada en la que me depositaron podía caminar al menos nueve pasos; en la celda 31 de Villa Marista caminaba solo seis”, agregó.

“Aunque se me llevó con la cabeza entre las piernas hacia esta casa operativa, en los paseos que me permitieron por el patio, pude crear puntos de referencia para su geolocalización”, precisó.

El entrenamiento visual de tantos años, refirió, le permitió “verificar y reconocer todos los puntos de coincidencia de dicho lugar. Nada pudo evitar que identificara su localización”.

Hamlet Lavastida también mencionó el amplio despliegue de recursos para cerrar su caso, que concluyó con el exilio forzado. “Pude contabilizar en nuestro traslado al menos cinco automóviles, una motocicleta y alrededor de una veintena de oficiales del Departamento de Seguridad del Estado o del Minint”.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top