Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Continúa represión a coleros en Las Tunas con 76 advertencias y 42 multas

Noticias de Cuba

Continúa represión a coleros en Las Tunas con 76 advertencias y 42 multas

Mientras la situación económica en Cuba va empeorando, el Gobierno continúa gastando recursos en la lucha contra quienes venden su lugar en las colas

Continúa la “batalla” contra coleros en Las Tunas, 76 advertencias y 42 multas

Continúa la “batalla” contra coleros en Las Tunas, 76 advertencias y 42 multas. (Collage ilustrativo: Directorio-Facebook y Periódico Cubano)

El régimen de Cuba sigue gastando recursos y esfuerzos en combatir a los llamados “coleros”, siempre sin atacar el problema de raíz y garantizar el correcto abastecimiento de tiendas y mercados.

En Las Tunas, la acción policial contra quienes venden su lugar en las colas para comprar comida y otros productos básicos ha derivado ya en 76 advertencias, 42 multas de hasta 2 mil pesos y 37 escenarios “vulnerables”.

Según las autoridades de la provincia, esos últimos son los más preocupantes por lo que ya han dispuesto 37 grupos de trabajo, bajo el mando de la Dirección Integral de Supervisión (DIS).

De esta forma, esperan enfrentar el delito y las ilegalidades en establecimientos comerciales como Tiendas Caribe y Cimex, la Empresa de Servicios Automotores S.A, los mercados agropecuarios estatales y las farmacias.

También se han implementados medidas complementarias como el uso de la app móvil llamada “[email protected]”, dedicada a regular la entrada de la población a los establecimientos que expenden productos de primera necesidad.

Asimismo, se ha instaurado el control mediante el carné de identidad de cada persona. Este se elimina cada siete días, lo que permite realizar tres colas distintas, una disposición que según medios oficiales ha sido aprobada por el mismo pueblo, pues proporciona organización y rapidez a las colas.

El régimen cubano a través de su prensa oficial se ha encargado de criminalizar a los llamados coleros, aunque su afectación es mínima.

Mientras ellos cumplen con su tiempo formados igual que el resto de los clientes y solo le ahorran el tiempo a quien tenga para contratarlos, lo que realmente parece afectarle a las autoridades es que hayan encontrado una manera de ganar dinero sin incluir al gobierno.

Así, mientras los coleros son solo un producto de la escasez, que usan a su favor el desabasto imperante en tiendas y mercados cubanos, el régimen los señala como los culpables de la misma y continúa sin resolver el desabasto, argumentando desde el bloqueo estadounidense hasta la pandemia de COVID-19.

Aunque ninguna de esas razones ha impedido el correcto surtido de las tiendas en dólares, que sí cuentan con todo lo necesario, los cubanos sin la divisa deben seguir formándose hasta por 12 horas para comprar un poco de comida o una barra de jabón, algo que, al menos en Granma, tampoco podrán hacer ya debido a las brigadas anti coleros que impiden colas desde la madrugada, aunque son una necesidad.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top