Conecta con nosotros

Periódico Cubano

Cubano con I-220A obtiene la residencia permanente en EEUU en solo tres meses y sin juicio

NOTICIAS DE CUBA

Cubano con I-220A obtiene la residencia permanente en EEUU en solo tres meses y sin juicio

El experto en inmigración consideró que aplicar a la Ley de Ajuste Cubano es un asunto jurisdiccional

Cubano con I-220A consigue residencia permanente en EEUU en solo tres meses y sin juicio

“No pierdan las esperanzas, que sí se puede, hay que buscar los abogados correctos”. (Foto generada por IA)

Ernesto, un cubano que entró a Estados Unidos por la frontera sur y recibió la temida I-220A, pudo conseguir la residencia permanente (Green card) en solo tres meses y sin asistir a una corte de inmigración. Su historia completa y la estrategia que siguió desde Kentucky, donde se instaló a su llegada, la reveló en una entrevista con el periodista Mario J. Pentón.

Sin una fecha para corte, Ernesto optó por una estrategia poco convencional: mantener un buen comportamiento y confiar en encontrar al abogado adecuado. Aconsejado por expertos en inmigración, eligió no solicitar asilo ni explorar otras vías legales.

Luego de dos años en territorio estadounidense, aplicó a la Ley de Ajuste Cubano y en solo tres meses obtuvo una resolución positiva de su caso, por lo cual ya tiene en su poder la residencia permanente. En cinco años más podrá realizar los exámenes de ciudadanía para la naturalización y posteriormente sacar el pasaporte estadounidense, uno de los más poderosos del mundo.

Según Ernesto, contar con una Green card es un cambio total en su vida: “Para mí será un cambio total, más que tengo un hijo ciudadano americano y necesitaba que su padre sea residente, para poder trabajar, para poder seguir adelante”.

En ese sentido, dio ánimo a todos los cubanos que tienen una I-220A. “No pierdan las esperanzas, que sí se puede, hay que buscar los abogados correctos”.

Según el abogado Ismael Labrador, “el trabajo que hicimos con Ernesto es el mismo que hacemos siempre”. En septiembre pasado, la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA) emitió un veredicto donde decía que el formulario I-220A no constituye un parole para los efectos de la Ley de Ajuste Cubano.

Sin embargo, Labrador indica que “lo que haya dicho la BIA en septiembre es una decisión precedente, por supuesto, pero se argumenta y se distingue de cada caso independiente”. Por lo tanto, queda evidenciado que con una correcta asesoría legal y un caso sólido es posible ganar una residencia permanente teniendo una orden de deportación.

El experto concluye que el asunto es un tema jurisdiccional. “Estas personas no pueden enviar la aplicación de residencia a USCIS porque el juez de inmigración es el único que puede otorgarles la residencia y, desafortunadamente, los jueces sí están obligados con el precedente de BIA”.

“Los oficiales de Asilo y de USCIS —aclara— también tienen precedentes y están obligados a seguirlos, pero hay una discreción en los oficiales de inmigración de los EEUU, ellos tienen una discreción de otorgar ciertos remedios. Si nosotros presentamos la ley, presentamos el argumento y convencemos al oficial, entonces obtenemos el resultado favorable, como ocurrió con Ernesto. Mientras que cuando se está en corte hay que convencer al juez, el juez es más difícil, los jueces son más estrictos, van más por el manual de procedimiento de la Corte de Inmigración”.

El consejo final es que todos aquellos cubanos que no tienen fecha de corte y llevan más de un año en los EEUU con un excelente comportamiento cívico pueden aplicar a la Ley de Ajuste Cubano, conformando un sólido caso de ajuste de estatus migratorio.

Síguenos GRATIS en WhatsApp y Telegram para contenidos exclusivos

SUSCRÍBETE y recibe noticias GRATIS
Suscritos Widget

Comentar noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias de Impacto

Lo más leído en la semana

Escándalos de la Farádula

Arriba