Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cubano triunfa en Ciudad Juárez con un puesto de frituras y tamales

Mundo

Cubano triunfa en Ciudad Juárez con un puesto de frituras y tamales

Agustín Duvergel es un migrante que forma parte del programa Permanecer en México

Con él habanero trabajan otros 2 cubanos: Larris y Yunet. (CAPTURA DE PANTALLA)

Un migrante cubano se está haciendo famoso en Ciudad Juárez por sus cualidades culinarias. En apenas tres meses, Agustín Duvergel ya cuenta con una gran clientela para sus frituras de maíz y tamales, al punto de que posee una segunda sucursal y genera cuatro empleos.

Agustín, de 48 años y originario de La Habana, es licenciado en Cultura Física, pero en su país natal también vendía frituras de maíz y daba clases de baile. Hasta que decidió salir en busca del sueño americano. En tierras mexicanas, esperaba el asilo político de Estados Unidos, pero ahora quiere quedarse.

“Yo me quedo ya. En Juárez me han tratado bien, super bien, me siento bien en Juárez”, dijo en declaraciones a periódico local El Diario.

En su puesto “El Escándalo”, adornado con banderas cubanas, Agustín invita constantemente a los transeúntes a disfrutar de los panecillos de elote frito, los cuales sirve sobre una hoja de elote, con queso y salsa al estilo cubano.

El emprendedor cubano, es uno de los más de 18 mil extranjeros latinoamericanos que han sido retornados de EEUU bajo el programa Permanecer en México.

“Los eloticos son frituritas de maíz, les ha gustado mucho al pueblo y les queremos decir que nos mantenemos aquí frente a Coppel, seguimos con el negocito, vamos a seguir con frío o con lluvia, como quiera vamos a seguir todos los días aquí. Tenemos otra sucursal en el Mercado Cuauhtémoc”.

Con el habanero trabajan otros dos cubanos, Larris y Yunet.

Larris es un administrador de empresas que dejó en la isla a su esposa, a sus dos hijos de 27, 22 y a dos gemelas de ocho años y que dice se quedará en Juárez, ya que no asistirá a su cuarta cita ante la Corte de El Paso el próximo 9 de enero.

“Se las voy a regalar (la cita), están deportando a la mayoría de los cubanos, y la deportación para Cuba es muy triste, me quedo en Juárez”, explicó.

Yunet pasó la frontera con su esposa embarazada, a quién sí se le permitió continuar su proceso migratorio en Miami, donde nació su bebe hace cinco meses, mientras que él fue retornado.

“Aquí todo mundo nos trata bien”, aunque dice mantiene la esperanza de reunirse pronto con su esposa y su hijo.

Mientras tanto, Agustín continuará gritando con ese peculiar acento cubano todos los días de 9:00 de la mañana a 7:00 de la tarde en “El escándalo”, en el cruce de las calles Ugarte y Noche Triste, frente a la tienda Coppel.

“Frituras de elote desde Cuba, frituritas de maíz; la primera es regalada para que la pruebe”.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top