ESPECIAL CUBACEL: Manda 20 CUC y en Cuba reciben 50 CUC
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Reabren la cueva Maya de más importancia durante los últimos 60 años

Mundo

Reabren la cueva Maya de más importancia durante los últimos 60 años

Los cenotes son unas cavernas cársticas propias de la península de Yucatán, las cuales llegan hasta aguas subterráneas y desembocan en el mar

granacuiferomaya.org

granacuiferomaya.org (RT ACTUALIDAD)

Un grupo de científicos mexicano-estadounidense, quienes forman parte del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM), descubrieron por primera vez un cenote ubicado a tres kilómetros del gran templo de Kukulcán llamado Balamkú. La revista Arqueológica Mexicana publicó un informe sobre la exploración.

Los cenotes son unas cavernas cársticas propias de la península de Yucatán, las cuales llegan hasta aguas subterráneas y desembocan en el mar. Los mayas las veneraban como objetos sagrados.

En el año 1966 fue descubierta la cueva Balamkú por un grupo de campesinos locales, pero Víctor Segovia Pinto, el arqueólogo que la estudió, solo realizó una investigación de manera superficial y clausuró la entrada del cenote. Hasta el pasado año se mantuvo intacta hasta que un equipo del GAM la volviera a reabrir y reiniciar las investigaciones.

Durante las investigaciones del cenote se descubrió que viene siendo el “descubrimiento arqueológico más importante en cuevas mayas desde el de Balamkanché”, la cual posee abundante material arqueológico y fue investigada en el año 1959 por José Humberto Gómez.

Lo más importante de este hallazgo viene siendo el perfecto estado de conservación que mantienen los objetos encontrados en Balamkú. En la actualidad todo el material biológico proveniente del cenote puede ser analizado mediante métodos que anteriormente no existían o no se empleaban, como por ejemplo, la paleobotánica.

Los expertos como problema fundamental se han planteado la datación de los restos hallados en la cueva.

«El encuentro con estos elementos en tales condiciones constituye una revelación», expresan los arqueólogos; «aunque muchos de los incensarios de Balamkanché contenían gran cantidad de material incinerado, se analizó solamente uno con radiocarbono… La nueva oportunidad de obtener material susceptible de ser fechado es única».

Los expertos comentaron que la investigación se mantiene lejos de terminar y que el próximo paso sería retirar las capas de piedras más profundas que encierran gran parte del paisaje. También realizarán un reconocimiento de toda la zona de los alrededores con el objetivo de documentar los diferentes tipos de restos arqueológicos. «No podemos entender las cuevas de la zona (…) sin entender el contexto que les rodea», afirman los arqueólogos.

 

Con información de RT Actualidad

 

Suscríbete GRATIS para recibir noticias

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top