Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Enfermera pide ayuda, Cuba no tiene el tratamiento para salvar los ojos de su hija

Noticias de Cuba

Enfermera pide ayuda, Cuba no tiene el tratamiento para salvar los ojos de su hija

La pequeña de 2 años podría quedar ciega y la solución más fácil para los médicos cubanos es extirparle el ojo

Enfermera pide ayuda, Cuba no tiene el tratamiento para salvar los ojos de su hija (CUBANET).

Una enfermera cubana se encuentra desesperada, pues mientras ayuda a combatir el COVID-19 en Cuba, el sistema de salud para el que trabaja es incapaz de proveerle tratamiento para el cáncer ocular de su hija de 2 años

“Por favor, que me ayuden, que me ayuden; si más personas se solidarizan con la situación de mi niña ella podría recibir su tratamiento”, ruega Mailyn Carbonell Mengana en una entrevista a CubaNet.

La hija de la enfermera, Legna Angelina Verdecia Carbonell, fue diagnosticada hace casi un año con retinoblastoma, un tipo de cáncer ocular que afecta la retina.

Carbonell Mengana afirma que la niña ha recibido todos los tratamientos clínicos disponibles en Cuba, sin mostrar resultados positivos, por lo que los especialistas indicaron que no se puede hacer nada más que extirparle el ojo.

La madre residente en el barrio de Santo Suárez dice que no quiere tomar esa opción, pues desea salvar el ojo de su pequeña. “Mientras haya una esperanza voy a luchar por mi hija, esté el medicamento donde esté, en cualquier rincón del mundo”, aseguró.

Contó además que el médico recomendó extirpar el ojo derecho de la niña pues la radioterapia era muy peligrosa a su edad.

“Ya se le había suspendido la quimioterapia porque no le estaba haciendo efecto y seguían saliéndole tumores. Entonces el médico dijo que había que continuar con otro tratamiento con resultados en países subdesarrollados: el carboplatino”, explica la cubana.

“Yo pregunto, como madre al fin: ‘¿Médico, existen otras opciones de tratamiento?’ Y él me dice que sí, pero que desgraciadamente esos tratamientos no los teníamos en el país, que solo estaban disponibles en países del primer mundo”, añadió.

Ahora la madre cubana pide ayuda para no tener que extirparle el ojo a su hija, por lo que recurre a la comunidad internacional para tratar la enfermedad fuera de Cuba.

“Yo sé que muchas personas se van a solidarizar con la situación. Yo digo que mientras se le puedan salvar los ojitos a la niña tenemos derecho a hacer algo”, agregó la madre. “Yo le pido a todas las personas del mundo que me vean que me ayuden, que me ayuden”, suplicó.

Los médicos que están tratando a la pequeña explicaron que es mejor no esperar mucho para aplicar el tratamiento, pues la condición de la niña puede empeorar y podría perder la vista por completo.

Indicó que aunque sabe del riesgo de la pandemia de COVID-19 decidió iniciar los trámites para que su hija salga del país a recibir tratamiento, por lo que solicitó el apoyo de todos para lograrlo.

“La COVID-19 está en todas partes del mundo y no por eso me voy a paralizar. Yo sé que es un riesgo, es un peligro para la vida de la niña, pero mientras quede algún tratamiento, no puedo sentarme en la casa a esperar que llegue el día de entrar al salón a realizarle una nucleación del ojo a mi hija”.

Para la enfermera, la pandemia de COVID-19 no es el único obstáculo, pues la tramitación de las visas o encontrar un hospital que reciba a Legna, aunado a la burocracia del régimen cubano que retrasaría los trámites, están en el camino para salvar los ojos de su hija de dos años.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement
To Top