Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Erróneo y cruel: cubanos queman murciélagos por creer que transmiten el COVID-19

Noticias de Cuba

Erróneo y cruel: cubanos queman murciélagos por creer que transmiten el COVID-19

Cuba cuenta con especies endémicas amenazadas, no radican en ninguna otra parte del planeta y son esenciales para el ecosistema

Murciélago orejas de embudo, una de las especies endémicas cubanas. (Foto de referencia: Live Animal Shipping)

Murciélago orejas de embudo, una de las especies endémicas cubanas. (Foto de referencia: Live Animal Shipping)

Habitantes de Santiago de Cuba han recurrido a prácticas barbáricas para intentar erradicar, erróneamente, el COVID-19, quemando colonias de murciélagos.

Aunque estos animales no están relacionados con el virus, y han habitado en la zona desde hace siglos, los residentes los relacionan con la pandemia y han buscado exterminarlos para sentirse a salvo.

Las masacres de murciélagos comenzaron en abril del 2020 en la Sierra de la Gran Piedra y los poblados costeros del Parque Baconao, reportó Diario de Cuba.

En ese entonces, la investigadora del Centro Oriental de Ecosistemas y Biodiversidad (BIOECO), Yaira López, denunció los atentados cometidos contra los refugios que sirven de hábitat para estos animales.

“Los murciélagos no son los transmisores del virus y, si fuera así, es una especie en específico, no todos los murciélagos del mundo, y definitivamente no los cubanos”, afirmó López en aquel momento.

Exhortó a la población a detener los actos que demuestran “la baja cultura general y ambiental” de la población. La científica calificó esa forma de actuar como una “solución demencial”.

“Mejor dejen de estar interactuando, jugando y comercializando con la fauna silvestre y no se seguirán contagiando con virus extraños y que no pueden controlar”, añadió la investigadora en una publicación en el sitio en internet El Guardabosques.

Pese a la aprobación de la Ley de Bienestar Animal en febrero de este año, las autoridades no han hecho nada por detener los salvajes actos cometidos contra estos ejemplares.

Los científicos aún no han encontrado pruebas de que el murciélago haya sido el transmisor del SARS-CoV-2 a humanos, pero incluso de ser así, habría sido una especie asiática, y no un ejemplar americano de las 26 especies diferentes que habitan en Cuba y con las que la población ha convivido siempre.

El daño ecológico por la desaparición de una de estas especies sería irreversible. El murciélago orejas de embudo, por ejemplo, es una especie endémica cubana, no habita en ningún otro lugar del planeta Tierra.

La acción humana, el tráfico de especies y la deforestación los han vuelto una especie amenazada y reducido su hábitat a prácticamente solo la cueva de La Barca. Por otra parte, la forma de exterminarlos –quemándolos vivos –resulta un acto de alto grado de crueldad.

En la provincia santiaguera, lo que inició como actos esporádicos contra los murciélagos, se ha tornado en una constante a medida que aumentan los casos de COVID-19.

Aparicio, residente en la Reserva Ecológica Siboney-Justicí, dijo al citado medio que, “al ver los entierros constantes en las fosas comunes de los cementerios de la Arenera, El Oasis, Juraguá, El Brujo y Sevilla, y la presencia de millones de murciélagos, la gente se sitió amenazada y le dio candela a los refugios”.

Para él y su esposa, los murciélagos son una “plaga” que atenta contra la higiene y la salud de los caseríos cercanos a las cuevas de los Majáes, la Cantera y Atabex, sin considerar que estas eran primero el hábitat de los murciélagos, y que la verdadera invasión es la humana.

Según los científicos, la zona alberga un millón y medio de ejemplares y se consideran la principal colonia de la especie en Cuba.

“Cada atardecer una nube de murciélagos lo invade todo. Se posan en los alimentos, pican las frutas. La infección es una amenaza perenne, pública. Al amanecer se repite el ciclo. Solo los ahuyenta que quemen de sus guaridas”, dijo un residente que consideró deficiente el control biológico de los científicos.

“El área de salud de La Pimienta, en la cordillera de la Gran Piedra, es la única de Santiago de Cuba donde no se han reportado casos a raíz de la pandemia, gracias a la quema y destrucción de los escondrijos donde viven esos bichos”, dijo Pablo Aguilera.

La opinión de los pobladores, sin ningún sustento científico, ha servido para mantener las quemas. En este escenario no se ha tomado en cuenta que los poblados pequeños son menos propensos al COVID-19 por estar aislados y tener pocos habitantes, y no por la matanza de animales inofensivos.

En Ramón de Las Yaguas, El Triunfo y la Meseta de Santa María de Loreto se infestaron decenas de familias y, como no han podido contener la propagación del COVID-19, varios vecinos se organizaron para quemar las colonias de murciélagos.

Cristóbal Paniagua señaló al citado medio que al menos diez refugios fueron quemados en los alrededores de Sigua, Cazonal, Verraco y la Laguna de Baconao, zona costera golpeada por la pandemia y con problemas para organizar una campaña sanitaria efectiva.

La ignorancia que se ha propagado a partir de las primeras teorías sobre el origen del coronavirus han llevado a la matanza de especies de murciélagos en varios países del mundo.

Sin embargo, solo tres especies en el planeta se alimentan de sangre, mientras la mayoría son frugívoros e insectívoros, es decir, sobreviven de fruta e insectos. La probabilidad de que desarrollen enfermedades y las transmitan al humano es sumamente baja.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

2 Comments

2 Comments

  1. marga

    27 septiembre, 2021 at 11:30 am

    Por favor..por favor, ese sistema ha embrutecido producto de la desinformación que tiene ese pueblo cubano, es una verguenza y eso que hay una ley contra el maltrato animal que no se enteran, que no divulgan, qué es eso de quemar murciélagos…anormales..impresentables…absurdo…es increible el que transmitió la pandemia han sido los chinos, no los murciélagos…los chinos que lo fabricaron en el laboratorio de wuhan…no se enteran?

  2. Yudith

    26 septiembre, 2021 at 10:57 pm

    Que tronco de ignorancia hay en cuba por dios 🤦

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top