Última Hora: Asaltan estación de policía en Calabazar
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Joven con autismo y su familia temen a ser desalojados en La Habana

Noticias de Cuba

Joven con autismo y su familia temen a ser desalojados en La Habana

La joven ha presentado problemas de salud desde que nació, ahora su familia debe lidiar con el riesgo de ser echados a la calle por las autoridades

Joven con autismo y su familia temen a ser desalojados en La Habana (CUBANET).

Una joven autista y su familia se encuentran bajo la amenaza constante de desalojo por parte de las autoridades de Cuba, en La Habana del Este, reportó CubaNet.

Jennifer Larrea es una joven de 22 años, padece autismo, lo que le impide llevar una vida normal, pero las Instituciones de Vivienda de su municipio no se conmueven con su padecimiento.

La madre de la joven ocupó un departamento abandonado hace más de 15 años y a pesar de que nadie lo ha reclamado, las autoridades siguen negándoles la propiedad de la vivienda.

Desde antes de cumplir el año de vida, Jennifer fue diagnosticada con “tortícolis congénita” más una “asimetría cráneo-facial”,  enfermedades que le deformaron ligeramente el rostro y la posición de la cabeza.

Posteriormente,  un neurocirujano del Hospital Naval, al Este de la capital, detectó “una lesión estática en el sistema nervioso central, con retraso mental severo, informó  el citado medio.

La enfermedad se complicó pues después vinieron las convulsiones, situación que la familia difícilmente solventaba, pero cuando Jeniffer tenía 10 años, la madre, Jennifer y sus dos hermanos terminaron en la calle.

La madre recurrió a las autoridades, de Seguridad Social y de Vivienda en el municipio y aunque se le prometió una solución, ninguna dependencia volvió a pronunciarse al respecto.

Es por eso que al enterarse del departamento abandonado por sus dueños que habían emigrado, Kety Méndez, la madre de familia, no dudo en invadirlo junto con sus hijos.

Al ocupar la vivienda de forma ilegal, el asedio de las autoridades fue inmediato. El esposo de Kety y padrastro de Jennifer, Sandy, no pudo acercarse al inmueble por meses, ni siquiera podía llevarles comida.

“Estuve seis meses sin poder verlos. La policía me tenía amenazado. Hasta que un día me llené de coraje, vine y hablé con el jefe de vigilancia del CDR y, para sorpresa mía, me dijo que no había problemas y comencé a vivir con ellos con el miedo de que en cualquier momento nos desalojaran a la fuerza”, explicó Sandy.

Sin embargo, a 15 años de lo sucedido continúan peleando la propiedad del inmueble, que a la fecha continúa sin dueños y aunque Jennifer ya es mayor de edad, sigue dependiendo de su familia al cien por ciento.

Las autoridades municipales también le habían prometido atención especializada, pero nunca llegó.

Danos un Me Gusta en Facebook

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Casos de Coronavirus en Cuba

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top