Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Luego de trabajar 25 años para CIMEX, anciana cubana no puede ni comprar comida

Noticias de Cuba

Luego de trabajar 25 años para CIMEX, anciana cubana no puede ni comprar comida

La anciana debe cuidar a su padre enfermo y no cuenta con el tiempo para enfrentarse a las enormes filas para comprar alimentos en Cuba

Luego de trabajar 25 años para CIMEX, anciana cubana no puede ni comprar comida

Luego de trabajar 25 años para CIMEX, anciana cubana no puede ni comprar comida. (Collage: Naturaleza Secreta-Facebook)

Una anciana que trabajó 25 años para la Corporación CIMEX se encuentra desamparada, pues tras servir más de un cuarto de siglo al Estado hoy no cuenta con apoyo para hacer sus compras.

Raquel Más García reside en Lealtad 1075, entre Carmen y Rastro, en Centro Habana, con su padre de 92 años, quien padece epilepsia senil, hipertensión crónica y otras afecciones.

Por todos sus malestares, para Raquel es imposible dejarlo solo y salir a comprar los productos básicos para alimentarlos a ambos, algo que en Cuba le tomaría muchas horas debido a las saturadas colas.

Habiendo trabajado precisamente para la corporación estatal de tiendas más importante de Cuba, resulta irónico que no cuente con apoyo de ningún tipo para realizar sus compras, ni económico ni de transporte, que le permita cubrir sus necesidades básicas.

La grave escasez de alimentos obliga a los cubanos a formarse en colas kilométricas por horas y hasta noches enteras, algo imposible para esta anciana, la única que puede cuidar a su padre luego de que su madre falleciera hace poco más de un año.

Raquel escribió al medio oficialista Juventud Rebelde para explicar que no necesita ayuda financiera, sino solidaridad, pues no encuentra apoyo de las autoridades. Acudió al presidente del Consejo Popular Los Sitios, quien le dijo que no podía resolver su problema y le pidió que fuera con el presidente del gobierno municipal, de quien no tuvo respuesta alguna.

Ahora, la mujer se encuentra desesperada y desearía que dada su situación excepcional se le permitiera intercalarse en la cola que deba hacer, con un permiso oficial por escrito para ella poder suplirse de la básico, o que al menos hubiera una fila preferente para personas en situaciones similares.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top