Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Malú Cano reparte alimentos a personas transgéneros en La Habana

Noticias de Cuba

Malú Cano reparte alimentos a personas transgéneros en La Habana

También es asidua en diferentes clubs nocturnos de la capital cubana

Malú Cano, coordinadora nacional de la red TransCuba, panacea de las necesidades e intereses de las personas transgéneros, se vio la pasada semana donando alimentos para personas trans en La Habana.

“Personas desinteresadas y amables que desde la buena voluntad colaboran con TransCuba para mejorar la calidad de vida y mantener el aislamiento necesario en esta coyuntura de pandemia”, puede leerse en una publicación de la red que ella dirige.

Por estos días resulta sorprendente que, en medio de la crisis que vive Cuba con la llegada de la Covid-19, Malú se deje ver preparando alimentos desde la cocina de su apartamento en el conocido edificio 12 plantas de la esquina de Tejas, en el Cerro habanero.

Según la publicación, esos alimentos fueron donados por dos colaboradores, Raycel Cubanito y Adrián la Llave para repartir a transexuales de bajos recursos en la Habana, quienes en muchos casos resultan ser personas sin nivel educacional, que carecen de oficio y que se prostituyen cuando cae la noche para poder llevar algún alimento a su hogar.

Lo peculiar de esta historia es si realmente Malú, quien inclusive se muestra más delgada en estas fotos, estará actuando verdaderamente de corazón o solo por limpiar una imagen manchada y venderse ante la opinión pública internacional como la transexual líder amparada por el régimen cubano.

La red que representa Cano funciona bajo el techo del todopoderoso Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) de Mariela Castro y es financiada por organismos de Naciones Unidas.

La gurú trans cubana es muy conocida en las redes sociales, sobre todo porque ha colgado vídeos en su cuenta personal de Facebook donde puede vérsele exhibiendo una cartera con mucho dinero en Pesos Convertibles Cubanos (CUC), cuya procedencia ha llamado poderosamente la atención de los usuarios.

También es asidua en diferentes clubs nocturnos de la capital cubana, particularmente en el popular Bar XY, rodeada de una serie de personas, en su gran mayoría desvinculadas laboralmente, disfrutando de los placeres de la noche entre costosas botellas de whisky Chivas Regal, Ballantines, Red Bull y gustosos aperitivos pagados por Malú Cano o, al decir de muchos, de los fondos de que dispone la organización que representa para ayudar a la comunidad trans cubana.

Otro de los señalamientos que se le hacen constantemente a Malú es su manera peculiar de premiar el trabajo de las transformistas con billetes de 50 y 100 cuc, dinero que podría emplearse en mejorar la vida de esas personas que lo necesitan y supuestamente ella defiende.

En otros casos, Malú es criticada por emplear estos recursos, como la mayoría de extranjeros que llegan a estos sitios de ambiente gay, en busca de todos los placeres que nos regala la Habana nocturna.La tesis que cabe cuestionar es si realmente esos fondos que se disponen a través del CENESEX se utilizan para las personas trans. ¿Qué programas educacionales se dirigen a éstas ciudadanas.? ¿Existen donaciones de alimentos para las trans que están enfermas de VIH.?¿Con qué programas de reinserción social cuentan para aquellas que salen de prisión.? ¿Está definida una política de adopción para quienes deciden formar familia.?

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement
To Top