Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Nostalgias, si de muñequitos rusos y cubanos se trata

Noticias de Cuba

Nostalgias, si de muñequitos rusos y cubanos se trata

Frases a toda voz, desde «Empezaron los muñequitos» hasta la más amenazante: «Si no te bañas y comes no hay muñequitos» retumbarán en nuestros oídos haciéndonos vivir inevitablemente una especie de deja vu

(COLLAGE PERIODICO CUBANO)

Las nuevas industrias culturales hacen que inevitablemente vaya quedando atrás lo que en su momento pueda ser nuestro mayor entretenimiento o deleite. Ahora se consume mucho más veloz, lo que antes podía permanecer por un prolongado período en el top ten de nuestra preferencia, hoy puede ser reemplazable con una facilidad tremenda.

Es así, estamos expuestos a tanta información, que no podemos escapar al fenómeno. Sin embargo, existen clásicos que siempre marcan, y que me rebata si no tengo razón un cubano nacido entre el 70 y los 90: cuando se hable de los animados que acompañaron a cada niño y adolescente de esa época, me atrevo a decir que muchos apelarán a la nostalgia.

Al pensar en “Bolek y Lolek”, en el conflictivo lobo con estilo setentero de “Deja que te coja” o en el más criollo de todos: Elpidio Valdés, siempre hay quien se remonta a un millón de pasajes de la infancia, acorde al panorama de cada quien, obviamente.

Se despiertan entonces recuerdos de una época donde no habían tablets, Smartphone y mucho menos internet, pero de alguna manera se era más feliz, y luego de mataperrear al salir de la escuela, o no, se esperaba con ansias aquella única tanda de una hora donde aparecían todos estos personajes que ya en nuestros días son figuras museables. Frases a toda voz, desde «Empezaron los muñequitos» hasta la más amenazante: «Si no te bañas y comes no hay muñequitos» retumbarán en nuestros oídos haciéndonos vivir inevitablemente una especie de deja vu.

Contando actualmente con todos los dispositivos y una super producción de materiales audiovisuales con valores estéticos totalmente diferentes, hay quien le cuesta desprenderse  de aquellos simpáticos animados, y como un exquisito coleccionista atesora en un disco duro toda una selección de aquellas joyitas que provenían del «cálido y estrecho» vínculo con la Unión Soviética, ¿y por que no? también nuestra propia producción, que también dio lugar a ingeniosas creaciones.

Cada etapa tiene su encanto, y renegar el presente solo terminaría por convertirnos en seres inadaptados. La nostalgia siempre estará ahí, y siempre habrá algún elemento que se encarguen de hacerla revivir, como de igual forma existen condiciones y recursos para hacer perdurar eso que ya quedó en el pasado.

No me resultaría extraño que un niño de esta época prefiera ver Matojo o Deja que te coja antes que cualquiera de las más elaboradas producciones de Pixar, por ejemplo. Estoy segura que tiene unos padres que no se pudieron resistir a mostrarle lo que a ellos les hizo feliz hace muchos años atrás. Y si no me creen, aquí tienen la prueba.

(PERIODICO CUBANO)

 

 

 

 

Escríbenos por Whatsapp al +1 (786) 725-1960 para recibir más noticias como esta
Suscríbete a nuestro canal de Telegram, recibe noticias gratis todos los días

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Noticias de Cuba

Advertisement
Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Últimas Noticias de Cuba

Advertisement

Suscríbete Gratis

Advertisement
To Top