Trabajador del Aeropuerto de La Habana llega a Miami escondido en un vuelo chárter (+VIDEO)
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

“Nunca quise ser mártir”: Así habló sobre su vida el cardenal Jaime Ortega

Noticias de Cuba

“Nunca quise ser mártir”: Así habló sobre su vida el cardenal Jaime Ortega

“No tengo vocación de víctima, nunca he pensando que he sufrido suficiente por Cristo”, señaló el cardenal Jaime Ortega Alamino, en un video donde se le recuerda

cardenal ONCUBA

El incansable trabajo pastoral del Cardinal Jaime Ortega, lo llevó a fortalecer las relaciones entre la Iglesia y el Estado ONCUBA

“No tengo vocación de víctima, no tengo vocación de mártir, nunca he pensado que he sufrido suficiente por Cristo”, señaló el cardenal  Jaime Ortega Alamino en una de sus reflexiones sobre su vida que fue recordada a forma de homenaje póstumo en un video que circula en Facebook. 

“Me parece que a la hora de mi tránsito, que es lógico, que nada le puedo ofrecer al señor, que muchas veces que fueron épocas y momentos difíciles no tienen la relevancia espiritual que hagan de nosotros verdaderos héroes”, dice en el video. 

El Cardenal Ortega Alamino fue durante más de 35 años arzobispo de La Habana y falleció el viernes 26 de julio, a los 82 años de edad y luego de padecer por un largo periodo un cáncer.

Su vocación sacerdotal, su formación académica y su sensibilidad humana le permitió acceder a la más alta dignidad eclesiástica. 

Su incansable trabajo pastoral y su amor a Cuba le llevaron a fortalecer decisivamente las relaciones entre la Iglesia Católica Romana y el Estado. 

Su mediación fue clave en las excarcelaciones de presos políticos y el deshielo diplomático entre la isla y Estados Unidos. 

Su última aparición pública del cardenal Ortega fue el pasado 12 de julio cuando recibió la distinción “Monseñor Carlos Manuel de Céspedes”, otorgada por la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) para reconocer a personalidades e instituciones católicas, en una ceremonia privada celebrada en el centro cultural “Padre Félix Varela”, que el prelado creó en 2011. 

Monseñor Ortega, ordenado sacerdote en 1964, arzobispo en 1979 y cardenal en 1994, fue el impulsor de una versión del catecismo cubano más sencillo, creó nuevas diócesis y parroquias al frente de las cuales puso a sacerdotes jóvenes y reconstruyó iglesias, casas parroquiales y centros de asistencia. 

El arzobispo de la Arquidiócesis de La Habana fue el rostro más visible de la Iglesia Católica cubana y el artífice de las históricas visitas pastorales del papa Juan Pablo II a Cuba en enero de 1998 y las posteriores de Benedicto XVI en 2012, y Francisco, en 2015. 

También fue interlocutor con las autoridades del Gobierno cubano en el proceso de excarcelaciones de prisioneros políticos del “Grupo de los 75” disidentes – condenados en la oleada represiva registrada en 2003 en la isla – que tuvo lugar entre los años 2010 y 2011 con el apoyo del Gobierno Español. 

Nacido el 18 de octubre de 1936 en Jagüey Grande, provincia de Matanzas, tras ser ordenado sacerdote en 1964, Ortega vio interrumpido su ministerio al ser internado hasta 1967 en las llamadas Unidades Militares de Ayuda a la Producción, donde eran recluidos los jóvenes que se negaban a cumplir el Servicio Militar Obligatorio, muchos de ellos religiosos, así como los homosexuales y los acusados de “diversionismo ideológico”. 

Así reflexionó sobre su muerte el cardenal Jaime Ortega Alamino, fallecido ayer en La Habana

Posted by Periódico Cubano on Saturday, July 27, 2019

Escríbenos por Whatsapp al +1 (786) 725-1960 para recibir más noticias como esta
Suscríbete a nuestro canal de Telegram, recibe noticias gratis todos los días

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Noticias de Cuba

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Últimas Noticias de Cuba

Advertisement

Suscríbete Gratis

Advertisement
To Top