Encuéntranos en

Periódico Cubano

Cocina

Pizza cubana

Por lo general la pizza cubana es de masa gruesa, con queso fundido y salsa de tomate creando una mezcla de sabores difícil de olvidar.

Ingredientes para la masa

1/2 taza de agua tibia
1 sobre de levadura instantánea (traen alrededor de 2 1/4 de cucharadita)
1 1/4 taza de agua a temperatura ambiente
2 cucharadas de aceite de oliva
4 tazas de harina de trigo
11/2 cucharadita de sal

harina extra para trabajar con la masa

Aparte necesitarás

Aceite de oliva con 1 diente de ajo bien machacado (opcional)
Salsa de tomate (si es casera, mucho mejor)
Queso fundido

Modo de preparación 

  1. Colocar en una taza grande o recipiente el agua tibia y échale la levadura por encima. Dejarlo reposar por 5 minutos, sin revolverlo.
  2. Mezcla en otro recipiente grande 2 tazas de harina con la sal y el azúcar.
  3. Añádele al agua con la levadura el resto del agua (1 1/4 tazas a temperatura ambiente) y revuelve hasta mezclar bien.
  4. Incorpora esta agua con levadura más el aceite de oliva a la harina con sal y mezcla hasta que esté todo bien incorporado.
  5. Ahora procede a incorporarle a esta masa el resto de la harina (2 tazas) y mezclar bien.
  6. Sácala del recipiente que estés usando y amásala con tus manos en una superficie donde eches un poquitín de harina, hasta que obtengas una masa con consistencia elástica, que no esté demasiado húmeda o pegajosa.
  7. Lo próximo es dejarla reposar por 1hora 30 minutos aproximadamente, en un recipiente grande -pues ella doblará su tamaño- y ligeramente engrasado. Tápala con un paño húmedo y trata de ponerla en un rinconcito cálido de tu cocina.
  8. Mientras puedes preparar todo lo que vas a ponerle a la pizza encima, cortarlo, y tenerlo listo. También recuerda ir calentando el horno pues para hornear la pizza lo necesitas bien caliente, a 500F (260C)
  9. Una vez transcurrido el tiempo de reposo, saca la masa del recipiente y llévala a la superficie donde vas a trabajar con ella. Dale algunos golpecitos suaves con tus puños y divídela porciones según el tamaño de tus pizzas.
  10. Deja reposar cada porción por unos 5-10 minutos más.
  11. Procede a darle la forma deseada estirando la masa con un rodillo y ayudándote con tus manos. Dale el grosor adecuado para tu gusto.
  12. Llegado este momento se monta la masa de la pizza en un papel para hornear y coloca en la bandeja para hornear
  13. Con una brochita unta el aceite de oliva con el ajo machacado (o sin ajo) en la base de la pizza, especialmente en los bordes.
  14. Échale la salsa de tomate (te recomiendo que no uses demasiada, 1/3 de taza es suficiente para cubrir una pizza de 10-12 pulgadas) y a continuación el queso y el resto de los ingredientes que vayas a ponerle a tus pizzas.
  15. Pon la pizza en el horno (que ya está precalentado y listo) y hornea entre 8-12 minutos, hasta que la cubierta y el queso se doren y sacar inmediatamente que esté lista.

 

Continuar leyendo
Advertisement
Te puede interesar...
Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Cocina

Advertisement

Suscríbete a la web

Recibirás gratis las últimas noticias
* = campo obligatorio

Facebook

Advertisement

Noticias más leídas

Advertisement

Últimas Noticias

Advertisement

Columna de Opinión

Advertisement

Suscríbete a la web

Recibirás gratis las últimas noticias
* = campo obligatorio

Facebook

Advertisement
To Top