Connect with us

Régimen cubano utiliza la pandemia para castigar a disidentes y activistas

Noticias de Cuba

Régimen cubano utiliza la pandemia para castigar a disidentes y activistas

Un claro ejemplo fue cuando desalojaron a los artistas en San Isidro

la policía ha reprimido en cuba usando la pandemia como pretexto

Han impuesto multas por montos considerables a activistas tomando como pretexto el mal uso de la mascarilla sanitaria. (Foto: Periódico Cubano)

El régimen cubano ha utilizado la situación creada por la pandemia para castigar a los disidentes o todo aquel que piense diferente a través de multas exorbitantes e incluso la cárcel.

Una muestra más de que tienes que estar con el comunismo o no, cueste lo que te cueste.

Uno de los claros ejemplos es el desalojo de los jóvenes atrincherados en San Isidro en protesta por la liberación del rapero Denis Solís, arrestado arbitrariamente.

Agentes de la Seguridad del Estado entraron en San Isidro vestidos de médicos “porque no podían mantenerse en esas condiciones, ya que estaban incumpliendo con el distanciamiento social”. Fue la precisa excusa para su farsa y lograr disipar el acto de protesta.

Otro claro ejemplo es el arresto del activista Adrián Rubio cuando fue conducido hacia El Vivac, centro de detención en La Habana para las personas que no usan bien la mascarilla sanitaria, donde se les tiene acusados de “propagación de epidemias”.

“Ochenta por celda. Los presos se tienen que bañar cuando entra el agua, con agua fría; muchos de los oficiales que están allí se pasan los dos días que tienen de trabajo sin bañarse, porque no hay agua allí”, narró Rubio.

No obstante, durante el acto de repudio que recibió en su vivienda por escribir “Patria y Vida” los mismos participantes estaban “tomando agua, a ellos sí no les ponen multa, fumando y con el nasobuco de collar o en la mano”, acotó.

Otros medios por los Derechos Humanos denunciaron la represión en la isla en el contexto de la pandemia.

“Es vergonzoso cómo la censura de periodistas independientes en Cuba, que hemos documentado por décadas, pareciera agravarse en las últimas semanas, con denuncias de periodistas independientes multadas por informar sobre la pandemia de Covid-19 y su impacto en el país”, escribió Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Este 11 de marzo se cumplió un año que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al coronavirus como pandemia. Desde ese entonces, el planeta se ha vuelto un caos total y no por menos Cuba.

La isla ha sufrido fuertemente el impacto del Covid-19, sobre todo porque es un país que en su gran mayoría vive del turismo. Además de eso, sus gobernantes han sometido al pueblo a una de sus tantos experimentos como el ordenamiento monetario, las tiendas en MLC, entre otros.

Súmesele a ello que el mal manejo de la pandemia tiene el proletariado sin medicinas, cuando siempre se ha especulado de “potencia en salud”.

Para rematar entre marzo y mayo del presente año los países latinoamericanos recibirán más de 26 millones de vacunas de la iniciativa COVAX, promovida por la OMS, a la que Cuba optó por rechazar, según comentó Seth Berkley, director ejecutivo de la Alianza de Vacunas Gavi.

“Yo creo que esto responde a una operación de marketing político, como decir: nosotros no lo necesitamos, somos autosuficientes, porque nosotros mismos podemos fabricar nuestras vacunas y comenzar a vacunar”, explicó a Radio Martí el biólogo y activista Oscar Casanella

“Eso, lo que está trayendo como resultado es que la población cubana va ser una de las que se va a vacunar más tardíamente en el mundo, y en la región de las Américas”, acotó Casanella.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Videos de Cuba

Noticias de Cuba

Nuevos actos de represión en Cuba

By 13 mayo, 2021
To Top