Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Accidentalmente la Universidad de Florida cultiva campo de marihuana

Estados Unidos

Accidentalmente la Universidad de Florida cultiva campo de marihuana

El dr. Brym plantó las primeras semillas de cáñamo, que aunque parece y huele a marihuana, él asegura que no lo es, o al menos eso espera

Accidentalmente Universidad de Florida cultiva campo de marihuana

Accidentalmente la Universidad de Florida cultiva campo de marihuana.

Gracias al auge de argumentos que defienden que el cáñamo, el aceite de CBD e incluso, la marihuana, pueden ser utilizados en miles de diferentes productos –algunos médicos- se prevé que alrededor de 8 mil agricultores soliciten una licencia de cáñamo de la Florida.

Pero, no sólo los agricultores han impulsado la despenalización de estas plantas, en la Universidad de Florida, al sur de Miami-Dade, el Dr. Zachary Brym dirige una granja de pruebas con esta planta.

“Huele a marihuana. Huele a cáñamo. Es cannabis. Y es por eso que no se puede saber”, dijo.

Hace cinco meses, el dr. Brym plantó las primeras semillas de cáñamo, que aunque parece y huele a marihuana, él asegura que no lo es, o al menos no puede decir con certeza que se trate de un campo de marihuana hasta que analice algunas muestras en su laboratorio.

Actualmente, políticos y empresarios han impulsado una campaña para posicionar al cáñamo como una planta, prácticamente milagrosa, con la cual se puede confeccionar ropa, elaborar materiales de construcción e incluso, alimento para animales, sin olvidar el famoso aceite CBD.

Por ello, el estado de Florida siguió el ejemplo del gobierno federal y aprobó leyes que permiten su cultivo. Gracias a ello, su universidad insignia comenzó a realizar pruebas en campos secretos para determinar si la planta puede crecer en el territorio; hasta ahora, los experimentos han sido exitosos.

“Estas son plantas felices y sanas en general, y estamos muy contentos de verlas”, dijo el especialista.

Las semillas traídas de Canadá y Colorado lucharon por sobrevivir, pero muchas crecieron algunos centímetros y luego murieron. Por su parte, las que fueron traídas de China lograron prosperar.

“Así que esta planta estaba muy contenta, por supuesto que no se ve tan contenta ahora que la hemos cosechado y está empezando a secarse. Pero esta planta está dentro de la marca de los 12 pie”, agregó.

Pero el lograr que las plantas sobrevivan en el clima de Florida no fue el único obstáculo del experimento. Los expertos tuvieron que combatir plagas pese a la falta de pesticidas y que este tipo de plantas es muy sensible al agua.

“Teníamos nuestro campo en el área de Gainesville que recibió cinco pulgadas de lluvia en una semana y perdimos todo el experimento porque no pudimos sacar el agua del campo lo suficientemente rápido”, explicó.

Pero el mayor problema fue cuando parte de su campo se convirtió en marihuana.

Si el cáñamo se calienta demasiado, el THC en la planta se eleva. Se trata del químico presente en la marihuana y el que la hace funcionar como una droga; esto es especialmente común con las plantas cultivadas para producir aceite de CBD.

Cuando los niveles de THC superan el punto tres por ciento (.03), la planta de cáñamo técnicamente ya no es más cáñamo, sino que se convierte en marihuana, y esta aún es ilegal.

“Algunos de ellos se calentaron. Algunos de los de las latitudes del sur de China habrían sido grandes candidatos para Florida”.

Al final el experimento comprobó que las semillas más aptas para sobrevivir al clima de Florida, también son las más propensas a la producción de marihuana si no son monitoreadas con cuidado. Esto preocupa al especialista, ya que podría convertirse en un problema para los granjeros del estado.

“¿Qué pasa si tu campo se calienta? Bueno, hay que destruir todo el material que se calienta, que en algunos casos podría ser toda la cosecha”, concluyó.

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top