fbpx
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Entregan al consulado cubano en Barcelona la petición para revocar a Alpidio Alonso de su cargo

Noticias de Cuba

Entregan al consulado cubano en Barcelona la petición para revocar a Alpidio Alonso de su cargo

La solicitud es la misma que ya está en poder de la Asamblea Nacional en Cuba

Activista cubano entrega en el Consulado de Barcelona una petición de renuncia del Ministro de Cultura

Activista cubano entrega en el Consulado de Barcelona una petición de renuncia del Ministro de Cultura. (Foto: Facebook-Claudio Gaitan)

Claudio Gaitan Garmendia, un joven cubano residente en Barcelona, acudió al Consulado General de la República de Cuba en esa ciudad para entregar la solicitud que pide revocar de su cargo al ministro de Cultura, Alpidio Alonso, por los actos de violencia cometidos el pasado 27 de enero.

Según una extensa publicación de Gaitan Garmendia en Facebook, la sede diplomática lo recibió con buena atención, por lo que mantuvo un “diálogo afable donde primó el respeto”, primeramente con la persona encargada de la atención a la población y luego con la cónsul en persona.

El amable recibimiento pudo haberse torcido al momento de presentar la carta solicitud. Su petición no tenía motivos migratorios, y la cónsul cubana le dio a entender que “ese consulado solo está para realizar trámites migratorios y que esa solicitud no había forma de procesarla” por esos canales.

Activista cubano entrega en el Consulado de Barcelona una petición de renuncia del Ministro de Cultura. (Foto: Facebook-Claudio Gaitan)

Activista cubano entrega en el Consulado de Barcelona una petición de renuncia del Ministro de Cultura. (Foto: Facebook-Claudio Gaitan)

No obstante, la propia diplomática cubana le recomendó al activista que “le tirase fotos y que las enviara al email de la Asamblea Nacional del Poder Popular, junto a las firmas” ya que ese es la vía formal para canalizar este tipo de peticiones.

“Mi agradecimiento a la cónsul por lo que me enseñó hoy, porque la información es poder y yo estaba desinformado, hoy sé que solo puedo contar con ese consulado para trámites migratorios”, dijo Gaitan Garmendia.

Sobre las causas que lo motivaron a presentar la solicitud ante el Consulado, ejemplificó:

“Si veo a un ladrón entrar en una casa, tengo el derecho y la opción de hacer una denuncia para que la policía haga justicia. La policía averiguará si era un ladrón o la dueña de la casa entrando con la compra, puedo equivocarme ya que al fin y al cabo soy un ser humano, como todos, imperfecto”.

“Pienso que no debemos hacer justicia por mano propia, soy de esa gente rara que aún confía en las leyes, en los derechos humanos, en la igualdad ante la ley. Por eso, después de ver lo que hizo el Ministro de Cultura en mi país y que unos valientes denunciaran estos actos, decidí brindar mi humilde apoyo en representación de parte de la sociedad civil cubana que reside en Barcelona”.

“Los mecanismos legales deberían de servirle a la ciudadanía para denunciar lo mismo a un ladrón que a un funcionario público que intenta exceder sus funciones con total impunidad. En el proceso, el ciudadano puede estar equivocado o no, el poder judicial debería determinarlo sin estar condicionado porque para eso está la división de poderes”.

Sin embargo y pese a estar haciendo lo correcto, lo mismo que haría en su total derecho cualquier ciudadano del mundo nacido en una democracia sólida con estado de derecho, Gaitan Garmendia confiesa sentir miedo, ese miedo antropogénico inoculado en la sociedad cubana por un régimen comunista durante los últimos 62 años.

“Aún el MIEDO hace de las suyas en mí e intenta petrificarme, aunque sé que lo que estoy haciendo es normal o debería serlo. Es inconcebible que por una simple recogida de firmas para citar a la constitución de mi país y reclamar derechos ciudadanos, es inconcebible que mientras hacía esto y mientras escribo estas líneas, sienta MIEDO por cualquier tipo de represión que puedan tener en mi contra de manera directa o indirecta”.

“Ese MIEDO ahora mismo eleva mis pulsaciones, y también me hace recrear escenarios como los que me dicen cubanos por privado: ‘No podrás entrar más a Cuba’, ‘Te inventarán una causa como a Carolina Barrero’”.

“¿Sería terrorismo de estado hostigar a un ciudadano por decir lo que piensa, por hacer uso de sus derechos, y casualmente ahora se está pidiendo que saquen a Cuba de la lista de países terroristas?”, se pregunta el cubano.

“Me niego rotundamente a pensar que tengamos que vivir con ese MIEDO, conozco mis derechos y respeto las leyes, pero también sé que la democracia no es el poder de unos por encima de otros, eso sería una dictadura”.

“Como ciudadano tengo que respetar las leyes, pero también tengo derechos y los puedo exigir sin temor a represalias. No puede ser que, estando tan consciente de que lo que hago es legal, de que no perjudica la soberanía e independencia de mi país, me sienta de esta manera”.

Finalmente, expresa sus más profundos deseos de que los cubanos pierdan el miedo y, haciendo uso de los propios canales legales vigentes en Cuba, puedan reclamar sus derechos a la cúpula gobernante, de la misma manera que se pide el cese del embargo y que retiren a Cuba de la lista de países terroristas.

Danos Me Gusta en Facebook y mantente informado

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top