Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Agricultores de EE.UU esperan hacer negocios con Cuba muy pronto

Noticias de Cuba

Agricultores de EE.UU esperan hacer negocios con Cuba muy pronto

“Las posibilidades de impulsar nuestro comercio con Cuba se han incrementado tremendamente, así que vamos a hacer de ello un tema prioritario”

Secretario-de-Agricultura-de-EE.UU-

Secretario de Agricultura de EE.UU visitó Cuba en 2015 (ACN)

Con la mayoría demócrata en la Casa Blanca y pocos detractores en el Congreso, los estadounidenses partidarios de impulsar las relaciones comerciales con Cuba ven una oportunidad para impulsar una propuesta de ley que se enfoque en el comercio agrícola con la Isla, según informó esta semana el diario Arkansas Democrat Gazette.

“Yo pienso que las posibilidades de impulsar nuestro comercio con Cuba se han incrementado tremendamente, así que vamos a hacer de ello un tema prioritario”, afirmó el representante republicano por Arkansas Rick Crawford.

En sesiones anteriores del Congreso, Crawford patrocinó la Ley de Exportaciones de la Agrícolas a Cuba, que habría permitido a los agricultores y otros extender créditos “a Cuba o a un individuo o entidad en Cuba”. La legislación también habría permitido a los estadounidenses invertir en el comercio no agrícola.

Los críticos dicen que la prohibición de otorgar créditos a la Isla es el motivo por el que la venta de arroz a ese país ha caído de 64 millones de dólares en 2004 a cero en 2009.

Cuba, con una población de 11 millones, importa como mucho 2 mil millones de dólares en alimentos cada año. En 2017, sólo 291.3 millones de dólares de esas importaciones fueron desde Estados Unidos, según datos del gobierno estadounidense.

Melvin Torres, director de Western Hemisphere Trade for the World Trade Center Arkansas, dijo La Habana quiere hacer negocios con EE.UU. “Cuba está lista para cuando levanten el embargo”, dijo.

La medida de Crawford se alzó con 43 copatrocinadores republicanos y 23 demócratas. Un proyecto de ley similar en el Senado tenía el respaldo del senador republicano por Arkansas. El secretario de Agricultura, Sonny Perdue, también expresó su apoyo para dejar caer la prohibición de crédito.

“Sin embargo, la propuesta encontró oposición y, sobre todo de los miembros cubanoamericanos de la delegación del Congreso de la Florida”, dijo Crawford.

En interés de la unidad del partido, el entonces presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, prefirió eludir lo que consideraba un “problema”, a pesar de haber sido un partidario del libre comercio con Cuba.

Ahora Ryan ha dejado el cargo, así como los dos detractores republicanos más fuertes de la medida. Uno, el representante Carlos Curbelo, fue derrotado por la demócrata Debbie Mucarsel-Powell en las elecciones de mitad del año pasado. Otra, la representante Ileana Ros-Lehtinen, se retiró después de casi tres décadas en el Capitolio. Su asiento fue ocupado por la demócrata Donna Shalala.

Solo un cubanoamericano sigue en la Cámara de Representantes del sur de Florida: el representante republicano Mario Díaz-Balart. Asimismo, otro influyente cubanoamericano de Florida, el senador republicano Marco Rubio, está instando a la Casa Blanca a que mantenga el embargo.

Frank Calzón, director ejecutivo del Centro para una Cuba Libre, dijo que el proyecto de ley de Crawford es una mala idea y que continuará enfrentando una feroz oposición en la Sesión del Congreso.

“Incluso hoy hay una fuerte coalición bipartidista que no quiere hacer favores al gobierno cubano”, dijo Calzón, cuyo grupo busca “derechos humanos, democracia y el estado de derecho en la isla”.

Calzón explicó que el gobierno de Cuba, “una y otra vez, no paga lo que debe”. “No solo está quebrado moralmente, sino económicamente”, añadió.

“En todo Estados Unidos hay una división cultural, hay una división política, hay una división geográfica, pero … fuera de la Florida, probablemente más del 70 por ciento apoya esto”, insistió Crawford.

“Creo que solo tenemos que continuar presionando y, eventualmente, alcanzaremos una masa crítica de soporte y será más difícil negarlo”, enfatizó el político, que ha viajado a Cuba en tres ocasiones.

Los EE. UU. ya hacen negocios con una serie de países que están “en la misma categoría que Cuba, o incluso peor“. “Nuestros buenos amigos en Arabia Saudita, Pakistán, Vietnam, Venezuela: hay una larga lista de países que son igual de malos con respecto al tema de los derechos humanos”, ironizó.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement
To Top