Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Familiares y amigos lloran la muerte del actor Eduardo Gómez, de ‘Aquí no hay quien viva’

Farándula

Familiares y amigos lloran la muerte del actor Eduardo Gómez, de ‘Aquí no hay quien viva’

Actores de las series como “Aquí no hay quien viva” y “La que se avecina” se reunieron para darle el último adiós al histrión, que falleció a los 68 años de edad

Amigos y compañeros despiden a Eduardo Gómez

Eduardo Gómez falleció en Madrid a los 68 años de edad por un cáncer, informaron familiares (EL CONFIDENCIAL)

El fin de semana, a través de las redes sociales, artistas de diversas partes del mundo manifestaron su pesar por el fallecimiento de Eduardo Gómez, conocido actor que participó en diversas series televisivas como “Aquí no hay quien viva” y “La que se avecina”.

Gómez falleció de cáncer a los 68 años de edad en la ciudad de Madrid, anunciaron sus familiares.

El madrileño nació en 1951, y vivió durante años realizando trabajos de albañilería y vendiendo enciclopedias, por lo que fue tarde su entrada al medio del espectáculo. “Y si me descuido, ni entro”, solía decir.

Un día, en los años 90, acompañó a un amigo al casting de un papel secundario. “Yo no quería ser actor. No me llamaba la atención, me llamaba la atención las copas que nos tomaríamos después del rodaje. Pero me vieron y me pidieron que dijera un par de frases. Yo no quería pero todo el mundo se partía la caja cuando hablaba. Lo cual, bueno. Que se rían porque he contado un chiste, vale, pero que se rían sin yo saberlo me jode. Ahí fui, mi amigo no me habla desde aquel día”.

De ahí salió su primer papel, en 1994, en la serie de Andrés Pajares,  Ay señor, señor, en la que se aparecía con una frase que hoy 25 años después, aún suena con su voz cuando se lee: “¡Nos ha jodío, y yo!” Tenía 43 años y ya nunca se separaría de aquel tono barriobajero y desafiante.

Compañeros como Alberto Caballero, productor de “Aquí no hay quien viva” le dedicó sentidos mensajes en las redes sociales. Pocas horas después, Caballero y otros amigos se presentaron en el Sanatorio Tres Cantos para despedirle: “Me ha dolido mucho recibir la noticia, porque no sabía que estaba enfermo”, lamentó el productor.

Cristina Castaño, Fernando Tejero y Yolanda Ramos mostraron sus rostros tristes y manifestaron su dolor. “Era muy especial, muy generoso, siempre con mucho sentido del humos”, aseguró Malena Alterio.

Entre sus trabajos destacan Muertos de risa (1999), La comunidad (2000), 800 balsas (2002), Crimen perfecto (2005), El milagro de P. Tinto (1998), La gran aventura de Mortadelo y Filemón (2003).

Después de 2003 llegaría el papel de su vida; el que mejor explotó sus rasgos, su talento y su imagen cómica: Mariano Delgado, el padre del portero protagonista que interpretaba Fernando Tejero en “Aquí no hay quién viva”.

Mariano era un fracasado optimista, un hombre que sabe que está en lo bajo de la pirámide pero se imagina en lo alto. Un español feo que se sentía metrosexual; un superviviente que iba de fino; un hombre condenado a exagerar su propia leyenda mientras admite con la mira que solo tendrá eso, una leyenda. Pero Gómez huía de las sombras que podría haber en este personaje.

En 2004 recibió el premio de la Unión de Actores a mejor secundario de televisión (ya había estado nominado por “800 Balas”.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top