Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Ancianos en Cuba no pueden pagar comedores sociales tras aumento de precios

Noticias de Cuba

Ancianos en Cuba no pueden pagar comedores sociales tras aumento de precios

“No le alcanza el dinero para pagar almuerzo y comida. Son más de 20 pesos diarios en las dos comidas. Saca la cuenta por 30 días”

Comedor social SAF de Cuba. (ADN Cuba).

El aumento en los precios de los comedores comunitarios de Cuba, ha llevado al abandono de estas instituciones por parte de adultos mayores que dependían de ellos.

Tras el aumento en los costos de todos los productos y servicios a causa del Ordenamiento Monetario, el precio de los alimentos en los comedores sociales también se vio afectado, perdiendo su función al volverse inaccesibles a quienes realmente los necesitan.

De acuerdo con un reporte de Diario de Cuba, el aumento de casos de ancianos que dejan de acudir a los comedores por falta de dinero ha sido una constante desde el inicio de la tarea de ordenamiento.

Según el Ministerio de Comercio Interior, el Sistema de Atención a la Familia (SAF), del que forman parte estos comedores, es “para complementar la alimentación a adultos mayores, personas con discapacidad, embarazadas con alto riesgo y casos sociales críticos, con insuficiencia de ingresos y carentes de familiares obligados en condiciones de prestar ayuda”.

Sin embargo, existen miles de personas en estas condiciones que no son atendidas por el gobierno y ahora que los comedores son inaccesibles, la cantidad sigue aumentando.

Julio H. López Escasena, administrador del SAF Sombrillitas de Ciego de Ávila, dijo que al periódico Invasor que su local tiene censados 98 comensales, que han disminuido desde enero.

“A raíz de la Tarea Ordenamiento se ha producido una disminución de la asistencia por los altos precios de los menús de almuerzo y comida, los cuales rondan entre los 10 y 13 pesos”, explicó.

“Ellos alegan que aún son muy altos estos precios, teniendo en cuenta lo que perciben de salarios o pensiones”, añadió.

Según la mensajera Marlene Díaz Carmenate, encargada de llevar los menús, sus clientes “están satisfechos con el servicio porque los alimentos tienen buena calidad”.

Otro mensajero se quedó con solo un cliente luego de que otro le renunciara la semana pasada.

“No le alcanza el dinero para pagar almuerzo y comida. El del sábado se lo regalé yo, se lo dejé, porque es un viejito que vive en unas condiciones que para qué”, afirmó al medio oficial.

“Son más de 20 pesos diarios en las dos comidas. Saca la cuenta por 30 días, lo que les queda es un remanente”, añadió el mensajero.

El medio oficial no entrevistó a ninguno de los afectados y todavía falta un cuarto listado de precios emitido por las autoridades.

Tampoco se esclarece si se le da seguimiento a estos casos, aunque cientos de testimonios de ancianos que viven solos y con pensiones de 100 o 200 pesos son el testimonio del abandono del Estado a las personas mayores y otros sectores en necesidad, como madres solteras y personas con discapacidad.

A pesar de que a nivel internacional Cuba se jacta de sus programas de asistencia social, son miles los cubanos que no encuentran como subsistir y muchas veces terminan viviendo de la caridad de sus vecinos.

Como parte de la llamada Tarea Ordenamiento, la pensión mínima subió apenas a 1,528 pesos, mientras el salario mínimo a 2,100 pesos, ambos ingresos insuficientes para cubrir los gastos tras el aumento de precios que en algunos productos se multiplicó hasta 20 veces.

Los ancianos de Cuba además enfrentan muchas veces enfermedades crónicas, y tienen que pagar medicamentos, pues aunque el gobierno también presume su sistema médico “gratuito” y universal, la gente debe comprar medicinas que no siempre hay y que además también elevaron sus precios.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top