Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Balsero cubano que pasó dos semanas a la deriva relata su terrible experiencia

Estados Unidos

Balsero cubano que pasó dos semanas a la deriva relata su terrible experiencia

El joven salió en una balsa con otras tres personas que no sobrevivieron

Balsero que pasó dos semanas a la deriva relata su terrible experiencia

Sus acompañantes no sobrevivieron. (Collage: Telemundo 51 Miami-YouTube / onlyindade-Instagram)

Julio César Capote, el balsero de 21 años de edad que fue rescatado luego de haber pasado más de 10 días a la deriva, relató la odisea que vivió en el mar.

En una entrevista exclusiva con el Telemundo 51, el cubano se presentó con vendas en las piernas, producto de las quemaduras que le provocó el sol, y contó cómo fue el viaje que le arrebató la vida a sus tres compañeros.

El citado medio captó el momento en el que el joven salió del hospital Jackson Memorial, tras haber sido rescatado el pasado fin de semana por la Guardia Costera de Estados Unidos.

“Yo pensaba muchas cosas, que si iba a llegar, que si me iba a morir, qué me iba a pasar”, declaró.

Capote explicó que salió de la Isla junto a su tío, identificado como Chenli Yoan Capote, y los hermanos Josué Gabriel y Karen Rojas Pareta, de 22 y 19 años, desde playa Herradura, en la zona del Mariel en la capital cubana.

“Nosotros salimos y a los tres días se nos vira la balsa y se nos bota la comida, el agua, todo”, indicó.

El balsero comentó que los hermanos, cuyo padre estuvo buscándolos hace una semana, se llevaron la peor parte del viaje.

“Empieza el sol a quemarnos y a la muchachita junto con el hermano se le empiezan a caer las uñas, a despellejársele las manos, a quemársele todas las costillas y ella dice no aguanto más y se tira al agua con el hermano. El hermano estaba peor que ella, desde que salió estaba vomitando deshidratado, vomitaba sangre y todo”, detalló.

De acuerdo con Capote, su tío comenzó a tener alucinaciones, pero aún se mantenía con fuerzas, hasta que un pedazo de la balsa se desprendió y este intentó recuperarla, pero no pudo.

“Y se cae un pedazo de la balsa y él se tiró a cogerla y las olas eran muy grandes y se lo llevaron”, agregó.

Tras ese incidente, el joven permaneció solo por el resto del trayecto, hasta que fue visto por un buen samaritano que le ofreció agua y se comunicó con la Guardia Costera. Ahora que ya recibió tratamiento para sus heridas, deberá afrontar las opciones que tiene disponibles.

Según el abogado de inmigración Willy Allen, el futuro del cubano se ve prometedor, pues será llevado a acción diferida, donde puede recibir una I-94, y le pueden dar un parole o ser liberado bajo palabra.

“Con ese documento es posible que al año y un día pueda tomar su residencia”, afirmó.

El abogado aclaró que los casos como el de Capote son aislados, pues los balseros suelen ser interceptados y enviados nuevamente a la Isla luego de ser tratados en el hospital.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top