Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

“CargoLuna”: emprendedor cubano crea equivalente de Amazon en Cuba

Noticias de Cuba

“CargoLuna”: emprendedor cubano crea equivalente de Amazon en Cuba

Una plataforma digital que posibilita la compra en mercados de otras provincias y el transporte de paquetería en todo el territorio cubano

"CargoLuna": emprendedor cubano crea el equivalente de Amazon en Cuba

El creador de CargoLuna ha desarrollado varias iniciativas informáticas para mejorar el flujo de mercancías y personas entre las provincias cubanas (Foto: Periódico Cubano)

Martín Proenza es un emprendedor cubano residente en Bayamo, Granma, que ha lanzado varias iniciativas en materia de informatización en Cuba. Su proyecto más reciente es CargoLuna, una plataforma digital que posibilita la compra en mercados de otras provincias y el transporte de paquetería a lo largo de todo el país.

El granmense ha ido trabajando en varios proyectos relacionados con el comercio entre las provincias. Esta nueva idea surgió a raíz de la parálisis que ha sufrido la economía en Cuba con la llegada de la pandemia. El resto de sus iniciativas quedaron reducidas a pocas opciones de desarrollo, por lo que Martín decidió que era momento de emprender algo nuevo, según contó al medio independiente YucaByte.

“Estuve repasando temas de Inteligencia Artificial, EdTech, videojuegos, Sistemas empresariales, entre otros; pero en el medio de todo me di cuenta de que al ecosistema de e-commerce en Cuba le faltaba una solución para hacer llegar los productos a clientes de otras provincias. Al principio pensé que con almacenes intermedios en la isla se podría lograr esto, al estilo de los Fulfillment Centers de Amazon, pero me di cuenta de que una solución menos costosa podría ser mejor”, relató a YucaByte.

El objetivo de CargoLuna es satisfacer necesidades específicas de la población, que han quedado mal atendidas por las deficiencias del Estado en materia de comercio electrónico.

Esta nueva iniciativa ha tomado la experiencia de un proyecto creado con anterioridad por Martín, YoTeLlevo, un servicio tecnológico orientado al transporte de pasajeros a lo largo de todo el territorio cubano, que ha evolucionado de correos electrónicos entre choferes y clientes a una aplicación sencilla pero eficiente.

“Por un lado, un servicio de traslado de mercancía es un desprendimiento directo de lo que ya hago, que son soluciones de movilidad a larga distancia. Aunque me había concentrado en el mercado turístico, hace tiempo quería desarrollar alguna solución para nosotros los cubanos. Por otro lado, uno de mis aliados en el negocio de los taxis me había comentado algo al respecto como alternativa mientras Cuba permanecía cerrada al turismo y estábamos sin actividad. Ya esto hizo que todo se alineara y supe enseguida que esto sería un negocio para mantener siempre, no sólo durante la cuarentena”, explicó Martín.

Y es que desde que advirtió que en un país pequeño como Cuba cada provincia funciona algo aislada del resto, Martín decidió que sus esfuerzos se enfocarían en conectar territorios, personas y mercados. Por eso, CargoLuna no ha empezado desde cero.

A mediano plazo, CargoLuna buscará la forma de emplear transporte de carga especializado. Mientras tanto, usa las capacidades libres de los vehículos, así como los conocimientos logísticos y organizativos de emprendimientos como YoTeLlevo.

Los grandes imperios a lo largo de la historia se han caracterizado por algo, y es que tenían o tienen mecanismos para comerciar muy eficaces y avanzados. En Cuba no existe algo así aún, lamentablemente. Hay opciones como Correos de Cuba, o envíos por ómnibus, pero ninguno cumple los requisitos de inmediatez, garantías y sistematicidad que los comercios necesitan para sus operaciones, y tampoco lo intentan lograr. Realmente la infraestructura existe, lo que sucede es que no se han definido los procedimientos, ni creado la tecnología para lograrlo. Nuestra tarea es precisamente lograr esas tres características para que el comercio fluya de mejor manera en la Isla, usando procedimientos y tecnología”, agregó el emprendedor cubano.

Uno de los mayores obstáculos para esta empresa ha sido la ambigüedad del lenguaje usado por el Estado cubano para tratar a sus emprendedores.

“Es muy difícil ser una PyME en #Cuba y pretender ser un cuentapropia. Una empresa es mucho más compleja e involucra personas y operaciones a mayor escala. Los permisos a las PyMEs los necesitamos YA!”, escribió Martín en Twitter el pasado mes de febrero, cuando las autoridades cubanas prometieron en la Mesa Redonda que trabajarían en el reconocimiento de pequeñas y medianas empresas.

“Creo que con personas haciendo actividades tan «simples» como las que se les permite realizar a los cuentapropistas, no se van a lograr grandes avances. En la economía hacen falta actores más complejos, que reúnan los talentos de varias personas y los combinen de maneras únicas para lograr productos y servicios de alto impacto. Estos actores son las empresas. Creo que sin libertades reales de crear productos y servicios complejos, no hay posibilidad de crear empresas con posibilidad de crecimiento y sostenibles”, aseguró.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top