Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Castillo vs Fujimori: Perú enfrenta unas elecciones entre extremos de izquierda y derecha

Mundo

Castillo vs Fujimori: Perú enfrenta unas elecciones entre extremos de izquierda y derecha

Ambos candidatos cuentan con varios puntos en contra, que han incrementado el abstencionismo en el país

Elecciones de Perú entre extremos de izquierda y derecha. (Pedro Castillo Oficial-Facebook/ Keiko Fujimori Higuchi-Facebook).

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Perú se llevará a cabo este domingo 6 junio, con el poder disputándose entre dos candidatos: Pedro Castillo y Keiko Fujimori.

Castillo ha despertado desconfianza de algunos sectores por sus tendencias izquierdistas, que le han valido comparaciones con regímenes comunistas.

Por su parte, Fujimori es la hija del antiguo dictador peruano Alberto Fujimori, cuyo gobierno se caracterizó por represión y violencia de todo tipo contra la ciudadanía.

Las diferencias ideológicas entre polos opuestos (extrema izquierda y extrema derecha), han vuelto las elecciones del país sudamericano un evento importante a nivel internacional, en el marco de inestabilidad política de Latinoamérica y con su propia población dividida casi por la mitad.

La campaña por la segunda vuelta comenzó el pasado 11 de abril y desde entonces se ha mostrado abierto rechazo hacia ambos candidatos.

Keiko Fujimori

En redes sociales, el hashtag #FujimoriNuncaMás, revivía en publicaciones con información y noticias de hace años lo que fue la dictadura del padre de la actual candidata.

Alberto Fujimori gobernó desde 1990 al 2000, y en su administración llegó a contar con autoridad absoluta, al cerrar de forma inconstitucional el Congreso.

Lo mando a reestructurarlo entre 1992 y 1993, durante un “autogolpe de Estado”, tras el cual consiguió la reelección.

Si bien hubo aciertos económicos durante su gobierno, también se vivía en una constante represión violenta de la mano de sus cuerpos de seguridad paramilitar “antiterrorismo”.

Entre estos se contaron asesinatos, masacres, violaciones, e incluso la esterilización forzada de varias mujeres por parte de las fuerzas de seguridad.

Al día de hoy, al peruano-japonés se le considera como un dictador, y el mal nombre de su padre ha afectado grandemente la campaña de su hija.

A pesar de haber negado públicamente en varias ocasiones que fuera a aspirar a la presidencia, este es el tercer intento de Keiko Fujimori por hacerse con el poder, siempre llegando a la segunda vuelta, pero perdiendo ante el miedo de una repetición del ciclo represivo vivido con su familia.

Alberto Castillo

Por su parte, Pedro Castillo, profesor de primaria de 51 años, se postula por Perú Libre, que se define como un partido de izquierda marxista y que tiene como logotipo un lápiz.

Su estrategia de utilizar ropa tradicional para eventos públicos, llegando a caballo incluso a su local de sufragio; su sencillez y la simpatía que ha generado hacia gran parte de la población han sido la fuente de su popularidad, pero también la causa de la alerta entre varios ciudadanos.

Algunos no han podido evitar equiparar al candidato con líderes comunistas que cumplían con sus mismas características: la supuesta sencillez y coloquialismo para agradar “al pueblo”, y una humildad que los acercaba al mismo.

Es así como han surgido comparaciones con Hugo Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia, e incluso con el mexicano Andrés Manuel López Obrador, a quien pese a no haber instaurado un régimen socialista, se le ha señalado por sus inclinaciones de izquierda.

Las propuestas económicas de Castillo han acrecentado esa idea, pues de acuerdo con el reporte de la cadena británica BBC, su plan de gobierno propone cambiar la “economía social de mercado” que establece la Constitución actual, por una “economía popular con mercados”, que le daría más poder al Estado.

Castillo pretende cambiar al Estado “supervisor” por uno “interventor, planificador, innovador, empresario y protector”, y renegociar el reparto de utilidades de las empresas extractivas trasnacionales.

También pretende redactar una nueva Constitución mediante una Asamblea Constituyente, aumentar el presupuesto para la agricultura y defender y conservar el medio ambiente, en oposición al “neoliberalismo”, aunque al mismo tiempo se opone a la legalización del aborto y al matrimonio igualitario.

Elecciones Perú 2021

Según los sondeos publicados hasta el último domingo, Castillo tiene una ligera ventaja sobre Fujimori. No obstante, dado que esa diferencia es de dos puntos o menos según las mismas encuestas, los analistas coinciden en que hay un empate técnico entre los candidatos.

El último simulacro de votación de Ipsos Perú le daba 51.1% de los votos válidos a Castillo y 48.9% a Fujimori.

De acuerdo con un reportaje de la revista Forbes, Alexandra Ames, jefa del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad del Pacífico, sostiene que los candidatos están más cuajados a nivel político desde la primera vuelta.

No obstante, considera que todavía les cuesta convencer a los ciudadanos que planean votar en blanco o anular su voto, pues en la primera vuelta sumaron apenas 30% de los votos, cuando los candidatos de elecciones anteriores han superado el 60%.

La verdad se decidirá este domingo, donde incluso los peruanos que se encuentran en otros países podrán participar en las elecciones, pero donde también se espera un gran porcentaje de abstencionismo ante la desconfianza que, de diferente manera, generan ambos candidatos.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top