Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Colonial Pipeline pagó rescate de 5 millones de dólares a hackers

Estados Unidos

Colonial Pipeline pagó rescate de 5 millones de dólares a hackers

Nancy Pelosi dijo el jueves que las compañías víctimas de ciberataques no deberían pagar rescates

Oleoducto de Colonial Pipeline.

Oleoducto de Colonial Pipeline. (Foto: Colonial Pipeline-Twitter)

La compañía Colonial Pipeline, propietaria del oleoducto que sufrió un ciberataque que obligó a cerrar la mayor red de oleoductos de Estados Unidos, pagó un rescate de 5 millones de dólares a los autores del hecho.

El mismo se realizó en criptomonedas no trazables horas después del ataque el pasado viernes, según un reporte revelado a la prensa por la propia compañía.

Hay un caldeado debate sobre si en caso de ataque las empresas deben pagar para recuperar el control de sus sistemas. Los críticos aseguran que pagar rescates alienta los ataques.

Sin embargo, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo el jueves que las compañías víctimas de ciberataques no deberían pagar rescates.

Según Bloomberg, la Casa Blanca estuvo al tanto del pago del rescate a los ‘hackers’. Su principal responsable de ciberseguridad, Anne Neuberger, declinó decir si las compañías deben o no pagar -el FBI anima a que no lo hagan-.

Tras recibir el pago, los hackers entregaron a Colonial Pipeline una herramienta de descodificación para restaurar sus redes de computación afectadas

No obstante, la compañía utilizó sus propios respaldos para ayudar a recuperar sus sistemas, ya que la herramienta era lenta, reportó Bloomberg News.

El servicio comenzó a recuperar sus operaciones el miércoles por la noche y la compañía aseguró que el flujo de combustible se restablecería por completo en la tarde del jueves.

Para entonces, buena parte del sudeste de EEUU se había quedado seca de gasolina, entre el corte del oleoducto y el pánico comprador de los ciudadanos, que se lanzaron a llenar depósitos y bidones de gasolina.

Este jueves por la mañana no había una gota de combustible en más de 17.000 gasolineras de la región y el precio se había disparado por encima de los tres dólares por galón (3,7 litros), un nivel desconocido desde 2014.

El cierre provocó escasez de gasolina y declaraciones de emergencia desde Virginia a Florida, obligó a dos refinerías a frenar su producción e hizo que las aerolíneas reorganizaran algunas operaciones de reabastecimiento.

El FBI acusó a una oscura banda criminal llamada DarkSide por el ciberataque. El grupo no se ha atribuido la autoría directamente, pero el miércoles aseguró que accedió a los sistemas de otras tres empresas.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top