Connect with us
PERIÓDICO CUBANO

PERIÓDICO CUBANO

Contaminación por el incendio en Matanzas ya causa estragos: “los animales no se comen la hierba”

Noticias de Cuba

Contaminación por el incendio en Matanzas ya causa estragos: “los animales no se comen la hierba”

“Tampoco tenemos dónde darles de beber: los ríos están contaminados de una sustancia negra después que llovió”

Pasto negro por las lluvias

Residentes en zonas cercanas a Matanzas aseguran que los animales no se comen la hierba y no hay agua potable para darles de beber. (Foto ilustrativa: Julio César García-Girón)

La contaminación ambiental provocada por el incendio de grandes proporciones ocurrido en Base de Supertanqueros de Matanzas comienza a mostrar sus consecuencias, sobre todo en la zona occidental de la Isla.

Residentes en el poblado de San Adrián, ubicado en el límite de las provincias Mayabeque y Matanzas, aseguran que desde este lunes 8 de agosto, los animales se niegan a comer el pasto.

“Desde ayer cayó un agua muy grande por la tarde, y ya los animales no se quieren comer la hierba, mastican, mastican, la botan y no se la quieren comer”, dijo un vecino de esa localidad al fotógrafo y realizador audiovisual Miriel Santana, quien publicó un video con sus declaraciones en Twitter.

Advertisement

A esto se suma la poca disponibilidad de agua potable. “Tampoco tenemos dónde darles de beber: los ríos están contaminados de una sustancia negra completamente después que llovió, los pastos están negros, y la ropa que se tiende se recoge con un hollín negro que no se despercude más”, añadió.

Desde el Valle del Yumurí, en Matanzas, los campesinos también denunciaron los efectos del humo emitido por el incendio en la Base de Supertanqueros. “No es normal que el agua que se acumula en los charcos a orillas de la carretera se oscurezca y que uno llegue a casa con el calzado manchado con esa sustancia”, dijo Diosdado Vera al periódico local Girón.

Advertisement

Él aseguró que desde el domingo 7 de agosto, cuando llovió sobre sus tierras, no le da el agua caída del cielo a sus animales por temor a que se intoxiquen. “El veterano campesino prefiere prever cualquier desenlace fatal”, reflexionó el citado medio de prensa, que aseguró “hasta este minuto no se reporta algún caso de muerte producto de esta situación”.

Los cultivos también han sufrido y los agricultores temen perder sus cosechas debido al petróleo que cae de las nubes. Las hojas y tallos de las plantas están cubiertas de una sustancia de color negro, por lo que algunos se preguntan si será saludable comer estos productos.

De momento, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba (CITMA), evalúa, según su titular, Elba Rosa Pérez Montoya, “todos los elementos para hacer las puntualizaciones y demás”.

Advertisement

“No tenemos evidencias de que haya afectaciones a la salud humana producidas por estos elementos. Estamos monitoreando insistentemente”, dijo en entrevista concedida a la prensa estatal.

Sin embargo, la ministra sugirió a la población usar mascarillas, sobre todo los más vulnerables, así como evitar exponerse a las lluvias, porque “precipita negro”. “Hay una afectación a la atmósfera entre 4 y 6 kilómetros, aunque una lo ve relativamente cerca, está a esa altitud”.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top