Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cuba reprime a sus intelectuales a la vieja usanza de la Unión Soviética

Noticias de Cuba

Cuba reprime a sus intelectuales a la vieja usanza de la Unión Soviética

El régimen siempre ha tratado de someter y desmoralizar a escritores exiliados

CIDH presenta medidas cautelares para la protección de miembros del Movimiento San Isidro

El MSI vive una constante represión por parte del gobierno cubano (Foto: Periódico Cubano)

“En un momento de máxima irritación del gobierno cubano con los movimientos culturales e intelectuales, se siguen empleando prácticas propias de la extinta Unión Soviética. Lo que sucede con la prensa es tan solo una muestra de ello”.

Así caracteriza el periodista independiente cubano Yoe Suárez la ola de represión del régimen cubano contra los artistas, intelectuales y periodistas independientes, a los cuales se encarga de desaparecer de los registros oficiales.

Según señala Suárez, en su artículo “Borrados el proceso infinito contra autores incómodos en Cuba”la dictadura cubana ha entregado 40 Premios Nacionales de Literatura entre 1983 y 2020. “Pero antes de ser congratulados por el Estado, varios experimentaron en algún punto de sus vidas golpizas, limitaciones de salida del país o censura por el entramado institucional socialista”.

Como caso más icónico de censura, señala el del dramaturgo, poeta y ensayista Antón Arrufat, premiado en 2000 por su libro “Los siete contra Tebas”. Arrufat mantenía una amistad con autores marginados de la época como Virgilio Piñera, que lo llevaron a ser “ubicado” en el sótano de una biblioteca habanera en las avenidas 100 y 51.

“A la gente que preguntaba por mí, le decían que no trabajaba ahí. Las bibliotecarias me tenían pánico. No se acerquen a él que es contra (disidente)”, recapituló Arrufat.

Se había convertido en una no-persona. “Mis libros desaparecieron en esa y en todas las bibliotecas. Me sacaron de los catálogos de fichas. Yo no existía, jamás había publicado un libro, no era nada”.

Suárez cita al ensayista cubano radicado en México, Rafael Rojas, quien afirma que la naturalización del mecanismo de la censura dentro de los regímenes de partido comunista único se transfirió de la Unión Soviética a todos los países del campo socialista, incluida Cuba.

“Desde los años 1960 la nueva generación de intelectuales demandaba el ostracismo para autores de la sociedad pasada, ya fuera por su estética, visiones conservadoras, simpatías con corrientes distintas a la izquierda o por la presencia de expresiones religiosas en sus obras. El grupo más atacado en ese sentido fue Orígenes, integrado por algunos de los más importantes escritores cubanos del siglo XX, de formación católica”, subraya el periodista.

Según Armando Añel, uno de los coordinadores del proyecto cultural Puente a la Vista, varios de estos autores duramente censurados, luego fueron “rehabilitados” con Premios Nacionales de Literatura porque “como todo sistema con instinto de supervivencia, ejerce sobre sí mismo una serie de ajustes a través del tiempo”.

En el terreno cultural “esto cumple un doble propósito: por un lado, muestra al mundo la supuesta generosidad de la Revolución, amansando en no menor medida la crítica antitotalitaria, y por el otro desmoraliza o intenta desmoralizar a muchos escritores exiliados, o marginados en Cuba, que no entran por el aro de la institucionalidad castrista”, concluyó Añel.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top