Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cubanos desconfían de la disposición del gobierno para la venta de carne de res

Noticias de Cuba

Cubanos desconfían de la disposición del gobierno para la venta de carne de res

“Dicen que tiene que cumplir los parámetros establecidos. Los parámetros nunca los va a cumplir, y si los cumpliera va a costar súper carísima”

Cubanos desconfían de la disposición del gobierno para la venta de carne de res (Imagen de referencia: Periódico Cubano).

Luego de que el gobierno de Cuba autorizara la venta de carne de res en el sector privado, los cubanos expresan tener desconfianza en la nueva medida.

La semana pasada, el gobierno cubano anunció que los campesinos de la Isla podrán disponer de carne de res para vender, una vez que cumplan con sus compromisos estatales y si no afectan la masa bovina, pero varios problemas han salido a la luz desde la noticia.

Los propios campesinos señalan que es muy tarde para tomar ese tipo de decisión, pues el ganado ya ha padecido meses de hambre y sequías y han perdido varias cabezas por no tener dinero para mantenerlas.

Asimismo, la población está azotada por una aguda crisis económica, por lo que la mayoría no cuenta con recursos para disponer del producto.

Independientemente de los obstáculos para ejecutar la medida, de acuerdo con un reportaje de CubaNet, los ciudadanos desconfían de las “buenas intenciones” de los dirigentes para impulsar a los campesinos.

Así, aunque piensan que teóricamente permitir la venta de carne es buena idea, temen que se trate de “una trampa” que el gobierno use para imponer más multas, acusar delitos, ahora sí, deslindarse de la escasez alimentaria, o simplemente que el producto no será accesible.

Ricardo Pupo, uno de los entrevistados por el citado medio señaló que los campesinos quizás enfrenten una serie de trabas impuestas por el régimen de La Habana, tal como sucede con la comercialización de hortalizas.

“Primero que todo, hay que decir que cuesta trabajo creer muchas cosas de las que dicen en la Televisión porque finalmente nunca llegan a concretarse. Lo otro es que dicen que (la carne) tiene que cumplir los parámetros establecidos. Los parámetros nunca los va a cumplir, y si los cumpliera va a costar súper carísima”, declaró el cubano.

Pupo se ve desconfiado también por los precios, pues opina que si los productos más comunes han alcanzado tarifas altísimas tras el ordenamiento monetario, la carne será inalcanzable.

“Va a pasar como pasa con la malanga, con el boniato, con la cebolla, que como tienen los precios topados quienes los venden lo hacen de manera oculta para poder venderlos más caros a su gente de confianza. Estoy seguro que (la carne de res) no la vas a ver en ningún lugar a la venta”.

Por su parte Lisbet Fonseca duda que el régimen de verdad cree las condiciones necesarias para que la carne llegue a las mesa familiares.

“Suena extraño porque cuántas personas han necesitado comerse un pedacito de carne de res para subir la hemoglobina y nunca han podido conseguirla por estar prohibida. ¿Cuánta gente buena ha ido presa por tres o cuatro libritas de carne? Les han echado como 10 años solo por intentar alimentarse. ¿Cómo queda esa gente?”, cuestionó.

“El gobierno incluso llegó a decir que la carne roja es dañina para la salud para tratar de justificar la prohibición de su venta; por eso es que dudo que esto suceda. Todo podría tratarse de una estrategia”, recordó la mujer.

A través de la prensa oficialista el gobierno de Cuba ha tratado por años de justificar la falta de carne en el país, así como de ensalzar las alternativas a este alimento, por lo que la repentina permisividad del régimen parece “sospechosa” a los ojos de sus ciudadanos.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top