Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Discriminan a cubano en hotel cinco estrellas de Cayo Las Brujas

Noticias de Cuba

Discriminan a cubano en hotel cinco estrellas de Cayo Las Brujas

«Las personas se estaban quejando y no pasaba nada porque era cubanos, pero llegó un italiano y todo el mundo a correr»

Hotel Playa Vista Mar, en el Cayo Las Brujas (HOTELES GAVIOTA)

El cubano de 24 años, Héctor Ramis Salgado, fue víctima -junto a su familiar- de discriminación en el hotel cinco estrellas Playa Vista Mar, ubicado en el Cayo Las Brujas, al norte de la provincia Villa Clara, informó CiberCuba

El núcleo familiar de Héctor -compuesto por su padre de 63 años, su abuela de 93, su hermana, su cuñada y sobrino de 2- arribaron al destino turístico el pasado 25 de julio. Desde su entrada al recinto, los problemas no dejaron de llegar. 

“La habitación de mi hermano no tenía agua caliente, tuvieron que cambiaron de habitación nada más llegar. La mía me la entregaron cuatro horas tarde», explica.

Para sorpresa del joven habanero su habitación, la cual iba a compartir con su padre y abuela, consistía en dos camas y un simple catre. “Cuando voy a quejarme el personal me dijo que es la establecida para este tipo de habitación», denunció. 

Escasez de alimentos

A pesar de la decepción inicial, optó por seguir disfrutando de sus vacaciones y se marchó al bar del hotel a pedir una piña colada. El trago -de acuerdo con la descripción de Héctor- “no sabía a nada”. El camarero le explicó entonces que la leche, necesaria para el trago, estaba siendo “priorizada” para el café. 

Los desayunos, a la par, consistían en un lamentable panorama de interminables colas y escasos alimentos. Sin embargo, los huéspedes nacionales se quejaban pero nadie los atendía por ser cubanos. 

«Las personas se estaban quejando y no pasaba nada porque era cubanos, pero llegó un italiano y todo el mundo a correr. Todos se percataron de lo ocurrido y fue verdaderamente deprimente ver cómo eres discriminado por simplemente ser cubano», señaló el joven.

Lamentablemente, este no fue el único trato discriminatorio que él y su familia sufrieron en el hotel. El segundo día la familia se dispuso a hacer una reserva en un restaurante especializado para tener una nueva experiencia.

«Fue bastante vergonzoso, nos dijeron que para hacer una reserva debíamos hacer contratado en el hotel más de siete días. Habíamos llegado para estar cuatro días y tres noches, lo típico que reserva una familia cubana trabajadora porque más tiempo es más caro. En todo el tiempo que estuve no vi entrar a un cubano a estos restaurantes».

«Nos sentimos discriminados, de hecho la propia política interna del hotel es discriminatoria. Díaz-Canel dijo que se debía tratar al cubano como a un extranjero porque todos tenemos los mismos derechos, pues en general el personal del hotel no hace casa a eso. El segundo día ya estábamos en atención al cliente», agrega.

Una reunión con el director del hotel que nunca llegó

El último día de su estancia Héctor pidió reunirse con el director del hotel para que conociera todo lo que había sucedido, tras gastar la cuantiosa suma de mil CUC en esta horrible experiencia. 

«Perdí media mañana hablando con la chica de atención al cliente para poder hablar con un directivo (…) Le advertí que mi guagua salía a las tres y me garantizó que el transporte vendría a las cinco», recuerda.

El bus, no obstante, arribó a las 3:00 p.m, por lo que el habanero tuvo que salir corriendo a preparar las maletas y auxiliar a las personas mayores de su familia. Esto, por supuesto, influyó en que no pudiera reunirse finalmente con el administrativo. 

«Quería vivir una experiencia renovadora, pero mi estancia fue pésima y el trato discriminatorio», concluyó. 

 

Suscríbete a las noticias

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Cuba

Advertisement
Advertisement
To Top