Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

¿Dónde están el confort y las buenas atenciones?

Noticias de Cuba

¿Dónde están el confort y las buenas atenciones?

Nos encontramos hablando de uno de los temas más importantes y humanos que debe tener cualquier país…

Hospital Provincial “Abel Santamaría”

Nuestro pueblo se merece que al menos la salud pública, y los servicio que se presten en este tipo de centro sean de excelencia. (FOTO DEL AUTOR)

La Salud Pública es uno de los organismos priorizados por el sistema totalitario en el país, según se afirma a través de los medios de información; pero la realidad demuestra que ni siquiera estando entre los favorecidos funciona bien.

Esta afirmación tiene como ejemplo el Hospital Provincial “Abel Santamaría”, ubicado en la occidental provincia de Pinar del Río, al cual se le pueden señalar serios problemas en algunas de sus instalaciones, como es el caso de la Sala de Observación, que de hecho es una de las más importantes del centro hospitalario, por el constante movimiento de pacientes.

Allí se reciben todas aquellas personas con diferentes dolencias, patologías y traumas en el transcurso del día y la noche, su estadía depende de la rapidez y calidad con que realicen su trabajo los especialistas que se encuentren de guardia, además de las condiciones higiénicas organizativas que deben existir en este tipo de centro hospitalario.
Pero la realidad que hay en esta Sala permite decir que es la que peores condiciones posee en todo el hospital. Se pueden ver pacientes en camas y camillas sin sábanas; las camillas con pacientes obstruyendo las vías de acceso, los acompañantes sentados en el piso por no tener donde estar al lado de sus enfermos.

Hospital “Abel Santamaría”

(FOTO DEL AUTOR)

 

En una visita que hice al lugar, pude constatar que se originaron muchos comentarios sobre la situación real de la sala, por parte de los acompañantes e incluso de algunos enfermos que decidieron aparentar mejoría, para poder retirarse a sus viviendas, donde pensaron estarían mejor atendidos que en ese lugar.

Lo más lamentable de todo esto es que la Jefa de esta Sala tenía a su disposición un estante con algunas sábanas limpias, y según ella, estaban destinadas para aquellos casos más críticos que se podían presentar en el resto de la noche.

Nos encontramos hablando de uno de los temas más importantes y humanos que debe tener cualquier país, en nuestro caso, que tantos médicos y hospitales se han exportado a otras latitudes del mundo, es increíble ver situaciones como esta, en un centro hospitalario.

Nuestro pueblo se merece que al menos la salud pública, y los servicio que se presten en este tipo de centro sean de excelencia, donde el confort y las buenas atenciones colmen a los pacientes y acompañantes por el espacio de tiempo que puedan permanecer en cualquier sitio asistencial de salud.

Para preparar y equipar a los centros de salud no existen los recursos materiales y humanos necesarios, pero solo habría que mirar para hacer una comparación con los centros que atienden extranjeros, que tienen incluso un gran parque de ambulancias nuevas en muy buen estado de conservación. Claro a esos pacientes de otras naciones se les cobra en divisas, y se les da atención personalizada, buena alimentación, aire acondicionado en todas las habitaciones y un trato con la más alta calidad. Pero el cubano de a pie no tiene derecho a ser atendido de la misma manera.

Mientras tanto nuestros enfermos continuarán apilonados en pasillos y recibidores de los centros hospitalarios dedicados a los nacionales, esperando que la máxima dirección del Partido y el Gobierno recuerden todo lo que le han prometido a la sociedad.

 

Renuncia de Responsabilidad: El artículo anterior, no representa necesariamente la postura política de Periódico Cubano. La veracidad o exactitud de su información corresponde al autor que de forma anónima ha usado nuestro espacio para expresar su opinión.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete a nuestra web.

1 Comentario

1 Comment

  1. Avatar

    Pedro

    23 enero, 2019 at 1:27 pm

    Todo esto ha sido un cuento de caminos por años y años. Lo de potencia médica es un chiste.

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top