Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Científico cubano Eduardo López Collazo desconfía de las cifras de COVID-19 en Cuba

Coronavirus en Cuba

Científico cubano Eduardo López Collazo desconfía de las cifras de COVID-19 en Cuba

El también coautor del best seller “Coronavirus. ¿La última pandemia?” considera que el escenario pintado por el régimen castrista es “difícil de creer”

El científico cubano Eduardo López Collazo desconfía de las cifras de COVID-19 en Cuba

El científico cubano Eduardo López Collazo desconfía de las cifras de COVID-19 en Cuba. (Foto: Eduardo Lopez Collazo-Facebook)

Las cifras oficiales sobre coronavirus en Cuba han sido cuestionadas desde el inicio de la pandemia, pero ahora el reconocido científico español Eduardo López Collazo, también puso en duda los datos.

El científico del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital La Paz, en Madrid, dijo a Radio Martí que Cuba exhibe una situación demasiado favorable para lo que se ve a nivel regional.

Según el especialista, el escenario es “difícil de creer” debido a la naturaleza misma del virus, que hace poco creíble la forma en que el régimen pretende “aislarlo”.

“Si hacemos caso de los datos oficiales, Cuba no está siendo impactada por la pandemia, lo que es un poco difícil de creer, debido a que sitios alrededor de Cuba sí se están viendo afectados”, sostuvo.

Coautor del best seller “Coronavirus. ¿La última pandemia?”, López Collazo se ha dedicado en los últimos meses a esclarecer varias cuestiones sobre la pandemia.

Su obra trata de explicar, de manera clara, un tema complejo; además de responder a las preguntas que suscita la aparición de toda nueva epidemia.

Sobre la peligrosidad del coronavirus, el científico negó que sea más débil que el de los primeros meses de pandemia.

“No es cierto que el virus actualmente sea más leve que el que empezó a atacarnos en febrero. Hay dos cepas fundamentales identificadas. Una de ellas, la más extendida, es algo más infectiva que la anterior, pero tienen un comportamiento bastante parecido. El virus podría haberse transformado en algo más leve, pero no lo ha hecho aún”.

Los datos oficiales de Cuba sobre el COVID-19 han sido puestos en duda en múltiples ocasiones.

La Universidad John Hopkins, encargada de cotejar los datos de la pandemia a nivel mundial, incluso declaró abiertamente que los datos de las autoridades cubanas “no son confiables”.

Mientras los casos de coronavirus en el continente siguen aumentando, Cuba pasó casi dos meses reportando menos de 10 casos por día, incluso días enteros sin reportar un solo caso.

Esto a pesar de las aglomeraciones inevitables para la mayoría de los cubanos, en el transporte público y en las colas para comprar comida, así como el pésimo sistema de salud.

1 Comment

1 Comment

  1. Avatar

    Lawrence Levin

    5 agosto, 2020 at 4:16 pm

    Parece que usar una máscara ha demostrado ser la “terapia” más simple, menos costosa y más efectiva que puede mitigar la rápida propagación del virus. Combinado con el rastreo de contactos y el aislamiento adecuado de pacientes infectados, la propagación está bien contenida. Cuba se observa al 100% de sus ciudadanos cumpliendo con la exigencia en el uso de máscaras. Tienen un ejército de rastreadores de contactos en las calles todos los días. Las personas en cuarentena están en cuarentena. Ni los ciudadanos recalcitrantes ni los locos de la teoría de la conspiración de las redes sociales pueden afectar su enfoque basado en la ciencia. Aunque normalmente tendría un escepticismo saludable de las estadísticas generadas por la propia entidad interesada, en este caso creo que Cuba lo hizo bien. Su comentario anecdótico sobre las grandes colas de alimentos es fácilmente refutado por el caso de la peluquería en los EE. UU.,
    Donde 2 estilistas que dieron positivo después de haber tratado a casi 200 clientes de cerca, resultaron en CERO nuevas infecciones ya que todas las personas atendidas siempre usaron máscaras. El transporte público en Cuba estuvo cerrado durante meses, eliminando otra vía para la propagación del virus. Me inspira menos confianza el comentario de Johns Hopkins, quien está en el centro del peor brote incontrolado del mundo.
    No soy ni científico ni profesional de la medicina. Soy un canadiense que ha pasado más de 20 años en Cuba. Teniendo en cuenta su realidad económica, ellos, probablemente se hayan desempeñado mejor que cualquier otro país en el mundo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top