Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

El régimen cubano desperdicia cerca del 25% de los productos agrícolas

Noticias de Cuba

El régimen cubano desperdicia cerca del 25% de los productos agrícolas

La cacareada planificación socialista es un desastre, opinan expertos

En Cuba se desperdicia el 25 por ciento de los alimentos cosechados

Los alimentos agrícolas terminan en la basura por fallas en la cadena de suministro. (IPS)

Conocido es por todos, los defícit alimentarios y el inmenso trabajo de la población cubana para llevar un plato de comida diario a la mesa, y el gobierno con sus burocráticas estructuras hace que se pierdan casi el 25 por ciento de las producciones agrícolas, según recoge un reportaje de IPS.

Durante el II Taller hacia la Prevención y Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos en Cuba (PDA) celebrado en La Habana, el propio régimen reconoció ante la presencia de invitados de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que actualmente en el país se están desperdiciando muchos alimentos como consecuencia de una mala coordinación entre los trabajadores que laboran la tierra y las instituciones encargadas de la comercialización de los productos.

Michely Vega, investigadora del asunto, dijo: “Algunas encuestas en ese sentido dan información, pero no son tan precisas como la cuantificación. Son múltiples las causas de la pérdida de esos alimentos perecederos, sobre todo frutas y hortalizas, cuya manipulación se hace más difícil. No es lo mismo manipular un grano, más pequeño y con menos agua, que una fruta, de fácil deterioro, si no se cumple con los requisitos para lograr un producto de calidad”.

En sentido general, en la conferencia primó la visión oficial de desprenderse de las culpas achacándolas a las altas temperaturas y humedad relativa propias del clima tropical.

Pero la verdadera razón es el maltrato a los campesinos que no se ven incentivados a producir; además de la mala organización de los mercados, las dificultades tecnológicas, los envases, el transporte y la corrupción imperante en el entramado estatal agrícola.

La conclusión obviamente fue mejorar los estudios investigativos con el fin de cuantificar mejor las pérdidas e identificar con más precisión el eslabón que falla en la cadena que lleva los alimentos agrícolas del campo hasta la mesa de los cubanos.

Por lo que se fijaron como meta en 2030: “reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha”.

 

Con información de DDC

 

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

5 Comments

5 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top