Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Empresa estatal ensambla hornillas de inducción con piezas importadas de China

Noticias de Cuba

Empresa estatal ensambla hornillas de inducción con piezas importadas de China

Según el plan de producción, para 2021 hay 5 mil unidades de un plan de 130 mil hornillas en 4 años

Empresa estatal ensambla hornillas de inducción con piezas importadas de China

Empresa estatal ensambla hornillas de inducción con piezas importadas de China. (Foto: Gelect-Twitter)

El gobierno cubano emplea a los obreros de la Empresa Industria Electrónica (GELECT) en La Habana como maquiladores con mano de obra barata para ensamblar hornillas de inducción con componentes importados desde china.

Según el plan de producción se contemplan 130 mil unidades de estas cocinas de inducción en los próximos 4 años. De esa cifra hasta la fecha solo hay producidas 5 mil en lo que va de año 2021.

La cuenta en Twitter de GELECT señala que la producción en Cuba de estos electrodomésticos forma parte “de las acciones adoptadas por las autoridades para incentivar el ahorro de energía eléctrica en el contexto de la intensificación del bloqueo económico, comercial y financiero de Estado”.

Sin embargo, el consumo eléctrico de estas hornillas es alto, pues solo se reduce en un 30% con relación a las tradicionalmente usadas por los cubanos.

La directora de negocios de la empresa, Yirta Zayta, explicó en una entrevista con la agencia de prensa estatal china Xinhua que las cocinas de inducción con componentes chinos son de “muy buena calidad”. “Nos ha ido bien con la colaboración conjunta entre ambos países. Este es un programa de gran importancia”.

Por su parte, Edel Gómez, director de la Empresa de la Industria Electrónica indicó que “uno de los propósitos de la entidad es extender las exportaciones más allá de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, ubicada en la vecina provincia de Artemisa”.

De igual forma, el directivo explicó que, bajo la misma modalidad de alianza con China, en el segundo semestre de 2021 este centro comenzará la producción de electrodomésticos, tales como licuadoras-batidoras, lavadoras automáticas y controles remotos para televisores.

En años anteriores al inicio de la dolarización de la economía cubana, cunado el peso cubano tenía un poco de más valor se inició la venta de estas cocinas de inducción a 455 CUP. El set incluía calderos, pero no una cafetera pues se demostró que explotaban debido a desperfectos constructivos.

Con la generalización de las tiendas en dólares estas hornillas sin los calderos aparecieron en más de 60 dólares.

Las cocinas de inducción utilizan un campo magnético alternante que magnetiza el material ferromagnético del recipiente en un sentido y en otro. Este proceso tiene menos pérdidas de energía. El material se agita magnéticamente, la energía absorbida se desprende en forma de calor y calienta el recipiente.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top