Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Enfermedades, falta de higiene y riesgo de incendio: Así se vive en un albergue de la Habana Vieja

Noticias de Cuba

Enfermedades, falta de higiene y riesgo de incendio: Así se vive en un albergue de la Habana Vieja

Víctimas de derrumbes en este albergue “temporal” llevan años esperando una vivienda digna

Enfermedades, falta de higiene y riesgo de incendio así se vive en un albergue de La Habana Vieja

Enfermedades, falta de higiene y riesgo de incendio así se vive en un albergue de La Habana Vieja. (Collage: Manuel D La Cruz-Facebook)

Los vecinos de un albergue ubicado en Desamparados, Habana Vieja, denuncian las pésimas condiciones de un albergue para personas sin vivienda.

Según contó en redes sociales el artista y activista Manuel de la Cruz, el albergue para víctimas de derrumbes no cuenta con las mínimas condiciones de salubridad o seguridad para sus residentes.

En el inmueble habitan actualmente 200 personas, divididas en 64 núcleos, que incluyen 88 menores de edad y 2 personas con discapacidad, los cuales viven en condiciones infrahumanas por no contar con los servicios necesarios, aunque deberían ser prioridad.

Como en muchos otros casos, pese a tratarse de un albergue “temporal”, muchos de los residentes llevan años ahí, en condiciones de hacinamiento y con falta de los servicios básicos.

Mientras que el gobierno les informó a su llegada que pasarían alrededor de 7 meses en el lugar, y que después se les entregarían viviendas nuevas, algunas de las familias llevan hasta 4 años radicando en el albergue.

El inmueble fungía como edificio de oficinas, por lo que las paredes internas son prácticamente ornamentales, hechas de pladur. Además hay varias secciones del techo que no están completas.

El lugar cuenta con energía eléctrica, pero no con gas licuado, por lo que se usa electricidad para cocinar, lo que ocasiona a la vez que se sature la red y la corriente colapse constantemente, con cortes que duran horas y hasta días.

A esto se suma el riesgo de incendio que implica que las paredes estén hechas de un material inflamable, en un lugar donde constantemente hay cortos circuitos. Según los vecinos, algunas paredes incluso conducen electricidad permanentemente.

El albergue también tiene filtraciones de agua en los techos, incluso cuando no hay lluvia y enfrenta un limitado abastecimiento de agua potable.

Ya que la única fuente del vital líquido es un baño sucio, las 200 personas del albergue deben abastecerse en él, con suficiente agua para su vida diaria y para beber, agua insalubre que beben todos por igual, incluyendo niños y embarazadas.

Las pésimas condiciones de higiene y la proximidad en que radican todos los habitantes, ha dado oportunidad a brotes de múltiples enfermedades, incluyendo COVID-19, pese a lo cual ningún contagiado ha sido hospitalizado o puesto en aislamiento, aunque los casos se han denunciado a las autoridades.

Este albergue es el mismo por el que un grupo de madres protestó hace unas semanas, sacando sus colchones a la calle y bloqueando una avenida.

Sin embargo, las múltiples denuncias y la protesta de las madres, algunas de las cuales siguen con sus colchones en la vía pública, no han servido ante las autoridades, que les recomendaron no cocinar todos a la vez para no saturar la energía eléctrica.

Tampoco se ha atendido a los enfermos, ni se han creado viviendas para aliviar el hacinamiento de estos lugares, pues la mayor parte de los albergues de Cuba enfrenta denuncias similares.

Cuba tiene un grave déficit de vivienda que el gobierno no ha resuelto, completando solo una ínfima parte de las casas que se supone debía entregar a familias cubanas, obras que siguen inconclusas en más de un 80%.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top