Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Estafan 140 dólares a un cubano con el truco de la “chapita”

Noticias de Cuba

Estafan 140 dólares a un cubano con el truco de la “chapita”

“Aquel señor casi se infarta, pero lo más arriesgado que hizo fue tratar de caerles atrás”

Transporte en Cuba (CUBASÍ)

Un hombre de 57 años resultó ser una de las más recientes víctimas de una estafa, bautizada como “la chapa”, y perpetrada por criminales en la la terminal de Calle 4, en Santiago de Cuba, informó este martes Diario de Cuba. 

De acuerdo con reportes del medio, el sujeto terminó perdiendo el dinero que acaba de mandarle su hija desde Estados Unidos y simultáneamente, casi le cuesta la vida. 

Los hechos se desarrollaron el pasado domingo, luego de que el santiaguero recogiera en el aeropuerto internacional de la provincia algo de efectivo y unos cuantos paquetes enviados por su hija. Después de realizar el trámite, el sujeto abordó un camión particular con destino a Caballería, Holguín, donde estaban los criminales. 

“La chapa”

“La chapa”, a pesar de ser una estafa bastante conocida entre los cubanos, no deja de cobrar víctimas. El truco es llevado a cabo todos los domingos por cinco hombres, mientras los camiones se van cargando de pasajeros.  

Normalmente, dos se quedan abajo para avisar si existe algún movimiento de policías. Uno de ellos mueve tres chapas que esconden una bolita de esponja, la cual siempre va a parar debajo de la uña larga del dedo pulgar del criminal. Mientras tanto, los restantes cómplices se hacen pasar por jugadores. 

Testigos del suceso aseguran que el señor, de 57 años, fue embullado a participar en el juego y terminó perdiendo 140 dólares. 

“Aquel señor casi se infarta, pero lo más arriesgado que hizo fue tratar de caerles atrás luego de darse cuenta de lo que había hecho, porque esa gente te mata sin pensarlo dos veces”, explicó uno de los viajeros. 

Otros pasajeros detallaron a Diario de Cuba que la policía está al tanto de la existencia de esta estafa, que se realiza a plena luz del día, sin embargo deciden no hacer nada. Lo mismo sucede con el dueño del vehículo y el “machacante”, la persona encargada de acomodar y cobrar a los clientes. 

“El día que los cacen y los metan presos eso se acaba, pero es más fácil hacerle la vida imposible al que vende ajo, vianda u otra cosa”, criticó una adolescente. “Lo otro es que cuando a uno le decomisen el camión por permitir que eso suceda, los demás se llamarán a capítulo y no van a dejar estafar a más nadie en su carro”.

 

Suscríbete a las noticias

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Cuba

Advertisement
Advertisement
To Top