Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

“Este tipo de corrupción mata”: el desolador proceso de vacunación en Sudamérica

Mundo

“Este tipo de corrupción mata”: el desolador proceso de vacunación en Sudamérica

En Argentina, Perú, Ecuador y Brasil han llovido los escándalos de políticos que se han saltado el orden para recibir las escazas dosis nacionales

El proceso de vacunación en varios países de América Latina está atravesado por la corrupción política (Foto: Periódico Cubano)

La campaña de inmunización en varios países de América Latina está afectada por corrupción, escasez e ineficiencias (Periódico Cubano)

Las irregularidades del programa de vacunación contra Covid-19 en América Latina son una evidencia más de que la corrupción es un cáncer que infecta todos los ámbitos de la vida en la región, marcada por un legado de colonialismo, dictaduras y extrema desigualdad.

Los ministros de salud de Argentina, Perú y Ecuador han renunciado este mes por haber recibido u otorgado acceso preferencial a las escasas inyecciones contra el virus.

Además, los fiscales en esos tres países, y también en Brasil, examinan miles de otras acusaciones de políticos y grandes magnates del país, sus familiares y amigos, que se han saltado el orden establecido para recibir las dos dosis de la vacuna, e incluso hasta tres dosis, para “garantizar” una mayor efectividad.

A la brecha en la distribución global de las vacunas -los países ricos han comprado la mayoría de las dosis para sus poblaciones nacionales, quedando los más pobres en serias desventajas numéricas-, se suman las deficiencias propias de los gobiernos latinoamericanos, como el desvío de recursos públicos para beneficio de las élites, la falta de planificación, la impunidad y la insensibilidad.

De esta manera, la inmunización en América Latina no solo marcha rezagada, sino que también ha creado un acceso injusto a las vacunas, que escasean para la población en general.

América Latina ha sido especialmente golpeada por el virus. Casi un cuarto de las muertes por Covid-19 en el mundo se han registrado en esa región, aunque su población representa apenas el 8,5% del total global: 450.000 fallecidos, según datos oficiales. Expertos sugieren que la cifra real podría ser de más del doble.

La pandemia ha sobrepasado los sistemas de salud nacionales; al tiempo que la región enfrenta el peor desplome económico mundial tras la pandemia, con una contracción de 7,4% del PIB, según el Fondo Monetario Internacional.

Abuso de poder e inyecciones vacías en Brasil

En Brasil se registraron al menos tres denuncias de enfermeras que fingieron inyectar la vacuna (Foto: Captura de pantalla Youtube)

En Brasil se registraron al menos tres denuncias de enfermeras que fingieron inyectar la vacuna en ancianos (Foto: Captura de pantalla Youtube)

En Brasil, los fiscales han pedido la detención del alcalde de Manaos, una ciudad devastada por dos olas de coronavirus, bajo sospecha de que otorgara a sus aliados acceso preferente a la vacuna.

Menos del 4% de la población brasileña ha sido inyectada contra Covid-19. Y es que además de las injusticias en el acceso a las vacunas, el país atraviesa una escasez de dosis, que muchos expertos atribuyen a errores de planificación gubernamental.

El propio personal de salud, en primera línea de lucha contra la pandemia, se encuentra desamparado.

“Los médicos me llaman todo el tiempo diciendo que tienen miedo de morir. Este tipo de corrupción mata”, dijo Edmar Fernandes, presidente del gremio médico del estado brasileño de Ceará, en conversación con The New York Times.

Grandes ciudades brasileñas como Río de Janeiro, Porto Alegre o Salvador, han tenido que suspender por momentos las inoculaciones por falta de dosis; mientras se reportaban desperdicios de dosis abiertas que perdieron validez antes de ser inyectadas.

Al escándalo de la corrupción de la élite y el mal manejo gubernamental en la campaña de vacunación, se suman las denuncias de al menos tres enfermeras que

inyectado jeringuillas vacías en ancianos brasileños.

Un horror que pudo ser revertido en estos casos, ya que los familiares grabaron el momento de la inyección y pudieron advertir la mentira. Ante las denuncias, las autoridades garantizaron que se les administrarán las dosis a los ancianos, posteriormente.

Estos hechos despiertan la preocupación sobre cuántos ancianos habrán sido engañados, y quizás disminuyan las medidas sanitarias pensando que estarán protegidos, cuando en realidad no lo están.

Dimiten ministros de salud de Argentina, Perú y Ecuador

Los principales líderes sanitarios en Argentina, Ecuador y Perú, los ministros de salud, han dimitido luego de que se diera a conocer que abusaron de su poder para tener un acceso privilegiado a las vacunas.

En Argentina y Perú se reveló que funcionarios, exgobernantes o personas influyentes, también se vacunaron de forma preferencial.

Durante su visita a México la semana pasada, el presidente argentino, Alberto Fernández, intentó disminuir la dimensión del proceso judicial abierto sobre el caso denominado “Vacunatorio VIP” en su país.

“No hay ningún tipo penal en Argentina que diga ‘será castigado el que vacune a otro que se adelantó en la fila'”, expresó el mandatario.

En el caso de Ecuador, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, dimitió en medio de una investigación penal en su contra, por el envío de parte del primer lote que llegó al país a un geriátrico privado donde reside su madre.

Los escándalos han resonado con mayor magnitud en Perú, donde la pandemia ha cobrado la vida de más de 45.000 personas, según el registro oficial.

El médico a cargo del primer ensayo clínico de vacunas en ese país, reconoció haber inyectado a casi 250 políticos, figuras prominentes y allegados, empleando dosis adicionales no declaradas. Algunos recibieron incluso tres dosis.

Entre los beneficiados ilícitamente por el ensayo en Perú, se encuentran reguladores médicos, anfitriones académicos del ensayo e incluso el enviado del Vaticano al país.

Además de la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, también renunció la ministra de Exteriores, Elizabeth Astete, después de haberse defendido diciendo que “no podía darse el lujo” de enfermarse mientras trabajaba.

Un viceministro fue inoculado con dosis adicionales de un ensayo clínico junto con su esposa, hermana, dos hijos, un sobrino y una sobrina.

El personal sanitario en Perú ha protestado en las afueras de los hospitales para exigir vacunas, al crecer el número de mangantes que se han saltado el orden establecido.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top