Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Fiscal de España ordena investigación sobre el suicidio de Verónica Rubio

Mundo

Fiscal de España ordena investigación sobre el suicidio de Verónica Rubio

Verónica se quitó la vida después de que se divulgara un video sexual suyo, entre los más de 2 mil empleados de la planta de Iveco donde laboraba

Fiscal de España ordena investigación sobre el suicidio de Verónica Rubio

Fiscal ordena una investigación sobre el suicidio de Verónica Rubio. (INFOBAE)

La Fiscal de la Sala de Criminalidad Informática de Madrid, Elvira Tejada, ha dado inicio a las diligencias para investigar el suicidio de Verónica Rubio de 32 años. La occisa se quitó la vida tras difundirse, sin su consentimiento, un video sexual suyo.

A petición de la Fiscalía, la Policía Nacional de España ahora trabaja de oficio el caso, para determinar si se dieron hechos constitutivos de delito. En un principio, los oficiales habían rechazado investigar la muerte de la susodicha al tratarse de un suicidio, y porque no había ninguna denuncia al respecto.

Las autoridades deben determinar cómo se filtró el vídeo en el lugar de trabajo de la difunta, qué empleados de la empresa lo compartieron y si algún compañero de Verónica la acosó después de que la grabación saliera a luz.

Verónica era empleada en una planta de Iveco en San Fernando de Henares (Madrid), desde hace seis años, donde se desempeñaba como operadora de grúa.

En la planta se cuenta con más de 2 mil empleados; muchos de ellos vieron el vídeo, además de compartirlo, motivo por el cual la joven Verónica decidió quitarse la vida.

El vídeo fue grabado hace más de cinco años, entre la víctima con su ex – pareja, quien también es un trabajador en la misma planta de Iveco, donde Verónica laboraba. Las compañeras de la fallecida dijeron a la policía que la joven temía que el vídeo –grabado antes de su matrimonio- fuera visto por su actual esposo, con quien tiene dos hijos.

La Fiscalía espera descubrir si fue la misma víctima quien filtró por error la grabación, o si fue su ex – novio, por motivos aún por determinarse. Según reportes de Europa Press, también la Agencia Española de Protección de Datos ha iniciado una investigación sobre los hechos.

Este miércoles 29 de mayo, por segundo día consecutivo, más de 150 trabajadores de Iveco se reunieron en la puerta principal de la compañía para protestar en contra de lo ocurrido, y concientizar a las personas sobre el caso de Verónica y el de otras mujeres, que pasan por situaciones similares.

«Creo que la gente no es consciente de lo que pueden suponer sus actos a veces, lo que puede llegar a desencadenar lo que para ellos podía parecer una broma», comentó un trabajador.

«A lo mejor no lo vieron 2.500 trabajadores, pero sí 2.000. A mí no me llegó ni lo vi, pero se vio por toda la zona, sabes quién lo tiene y quién lo puede enseñar», dijo otro trabajador.

Por su parte, el Comité de empresa difundió un comunicado en el que aseguraban su “dolor y consternación por el atroz suceso […] esto no tendría que haber pasado».

Asimismo, el departamento de recursos humanos de Iveco afirmó que la empresa habría actuado correctamente; el hecho había sido reportado ante los directivos desde el jueves de la semana pasada, quienes ofrecieron a la víctima varias soluciones posibles, como ser transferida a otra planta, darse de baja, e incluso denunciar lo sucedido ante la Policía.

No obstante, el Sindicato Español de Comisiones Obreras (CCOO), no cree en la veracidad del relato de la empresa, además reiteraron que dos delegados de la organización estuvieron presentes en una reunión entre Verónica con la responsable de igualdad de la empresa, la cual tuvo lugar el jueves pasado. La empresa por su parte, asegura que bajo su entendimiento, se trataba de un asunto personal y no laboral, razón por la cual no emprendió ninguna medida de esa naturaleza.

Después de la mencionada reunión, la abogada del sindicato encargada del caso, Raquel Márquez, inició el procedimiento formal.

«El viernes, con el escrito ya terminado para continuar con la formalización del procedimiento, fuimos a buscar a la trabajadora, que en ningún momento dio su consentimiento para que ese video se difundiera, pero ya se había marchado de su puesto debido a un ataque de ansiedad», explicó la licenciada.

Al día siguiente, la mujer se ahorcó, por lo que CCOO afirmó que interpondrán una denuncia ante la Inspección de Trabajo, para que el hecho se clasifique como un accidente laboral y sean impuestas medidas disciplinarias y penales contra los responsables.

«Esto está contemplado como acoso sexual, por lo que hay un incumplimiento de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Además, la empresa lo sabía y no hizo nada, ni evaluó el riesgo ni tomó medidas preventivas, así que también incumple la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales», aseguró la abogada del caso.

Márquez también explicó que la divulgación del video, implica una violación a los derechos fundamentales a la imagen e intimidad de la víctima, por lo que cada trabajador que compartió el video podría enfrentar una pena de prisión de entre tres meses y un año de prisión.

«Si la Inspección de Trabajo lo considera como indicio de delito, y esto el día de mañana es penal y hay responsabilidades, iremos como acusación popular si podemos», añadió Raquel Márquez.

Con información de Infobae

Escríbenos por Whatsapp al +1 (786) 725-1960 para recibir más noticias como esta
Suscríbete a nuestro canal de Telegram, recibe noticias gratis todos los días

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Mundo

Advertisement
Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Últimas Noticias de Cuba

Advertisement

Suscríbete Gratis

Advertisement
To Top