Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Gobierno cubano invierte miles de pesos en la restauración del Presidio Modelo

Noticias de Cuba

Gobierno cubano invierte miles de pesos en la restauración del Presidio Modelo

Luego de 1959 la cárcel fue utilizada por Fidel Castro para recluir a más de 15.000 presos políticos por espacio de ocho años

Gobierno cubano invierte miles de pesos en la restauración del Presidio Modelo

El Presidio Modelo fue construido en la época del presidente Gerardo Machado. (Foto: Captura de pantalla de YouTube)

El Gobierno cubano está invirtiendo miles de pesos en la restauración del Presidio Modelo en la Isla de la Juventud, la cárcel a la cual fueron a parar los asaltantes al Cuartel Moncada encabezados por Fidel Castro.

De acuerdo con un reporte de la televisión cubana, la institución tiene más de un siglo de construida y el paso del tiempo ha sido implacable con la estructura.

Entre las acciones constructivas que acomete la Empresa de Servicios Técnicos Industriales (Sucursal Camagüey) está la sustitución de las tejas en los cinco módulos circulares. El objetivo fundamental es intentar recuperar la mayor cantidad de tejas originales y utilizar la menor cantidad de tejados nuevos.

La empresa camagüeyana cuenta con la ayuda de trabajadores del Presidio y otra fuerza laboral del municipio que ha sido movilizada para ayudar en la reparación de las vigas de metal que conforman la estructura de sostenimiento del techo.

El Presidio Modelo fue construido en la época del presidente Gerardo Machado y entre sus virtudes arquitectónicas y avances tecnológicos figuró el primer ascensor instalado en Cuba. Luego de 1959 la cárcel fue utilizada por Fidel Castro para recluir a más de 15.000 presos políticos por espacio de ocho años.

La obra, cuyos recintos penitenciarios están separados en cinco módulos circulares, está inspirada en el Centro Correccional Stateville en el estado de Illinois, EEUU.

Su diseño arquitectónico panóptico permite el control de un gran número de prisioneros con un mínimo de guardias, ya que la torre central con la que cuenta facilita la vigilancia permanente y la vez que crea la sensación en el preso de que es vigilado constantemente.

Uno de esos presos políticos fue Ramiro Gómez quien escribió un libro sobre su estancia en el penal. Gómez afirma que “sufrimos torturas, bayonetazos y golpes de los carceleros que nos decían que teníamos que arrepentirnos, rendirnos y claudicar en nuestros principios, pero se comprobó que no pudieron doblegarnos”.

La edificación fue declarada Monumento Nacional en 1980 y desde entonces funciona como museo. Con la restauración el régimen cubano intenta que funcione como “locomotora que impulse el desarrollo integral del municipio”, pues planifican traiga muchas visitas turísticas dándole “vida cultural y económica” al municipio especial Isla de la Juventud.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top