Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Intenta preso brasileño darse a la fuga disfrazado de su hija

Mundo

Intenta preso brasileño darse a la fuga disfrazado de su hija

El narcotraficante Claudio da Silva cumple una condena de 73 años de cárcel, intentó escapar usando una máscara de silicona, peluca, antojos y ropa de mujer durante el día de visita familiar

Da Silva

Claudio da Silva utilizó peluca,  máscara, y ropa de mujer para intentar huir de su condena de 73 años de cárcel  (TROME)

Condenado a 73 años y diez meses por narcotráfico, un reo brasileño fue aliado este lunes del resto de los reclusos luego de que intentó fugarse el pasado sábado usando una máscara de silicona, peluca, antojos y ropa de mujer durante el día de su visita familiar, informaron en sus portales Excelsior  y El País. 

De acuerdo con la Secretaría de Administración Penitenciaria del estado de Río de Janeiro (Seap), Claudio da Silva, conocido como Baixinho (bajito), fue puesto hoy en una celda de máxima seguridad del complejo penitenciario Bangú 1 en la que permanecerá, inicialmente 10 días. 

Da Silva, que estaba recluido en Bangú 3, otra de las cárceles del mayor complejo penitenciario de Río de Janeiro, se valió de la visita de su hija de 19 años y de la complicidad, al parecer de una mujer embarazada que por estar exenta de pasar por los rayos X metió el disfraz con el que intentó fugarse.

La joven, identificada como Ana Gabriele Leandro da Silva, fue detenida y deberá responder ante las autoridades por el delito de facilitación de fuga, que prevé una pena de reclusión entre seis meses y dos años. 

El intento de fuga registrado por los agentes penitenciarios en un video que fue divulgado por la Seap y comenzó a circular rápidamente a través de las redes sociales con las imágenes de la sorprendente transformación del hombre. 

La Seap investiga si otros visitantes o algún funcionario de la penitenciaría ayudaron en el frustrado intento de fuga. 

En 2013, Da Silva y otros presos huyeron de una de las cárceles del mismo complejo por el sistema de alcantarillado, pero un mes después volvió a ser detenido cuando la Policía intervino en una disputa territorial por el tráfico de drogas en la ciudad de Angra dos Reis, también en el estado de Río de Janeiro. 

Da Silva forma parte de la cúpula del Comando Vermelho, uno de los grupos criminales más poderosos de Brasil, que controla buena parte del tráfico de drogas en Río.El traficante actuaba en Angra dos Reis, una ciudad costera del sur del estado. 

Según las autoridades, el intento de fuga fue un “acto de desesperación” debido a que en lo que va del año, inspectores penitenciarios de Río han confiscado más de 7 mil 300 teléfonos celulares, joyas y dinero dentro de los presidios del estado durante requisas periódicas para controlar cualquier intento de escape. 

Las cárceles de Brasil se han convertido en un gran dolor de cabeza para el presidente Jair Bolsonaro, quien se ha comprometido a tomar medidas enérgicas contra el crimen y la violencia. La semana pasada, al menos 57 personas murieron en un motín en la prisión de Paraca. Más de una docena fueron decapitados. La población encarcelada de Brasil se ha multiplicado por ocho en tres décadas para alcanzar hasta 750 mil reclusos. 

Suscríbete GRATIS para recibir noticias

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Cuba

To Top