Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

“Jefa del calor”: Miami-Dade es el primer lugar del mundo con un cargo público por el cambio climático

Estados Unidos

“Jefa del calor”: Miami-Dade es el primer lugar del mundo con un cargo público por el cambio climático

Joan Gilbert es la primera funcionaria del planeta dedicada a tratar de aminorar los efectos del calentamiento global

Joan Gilbert y el huracán Irma, efecto del cambio climático. (Imagen de referencia: Miami-Dade County/ Joan Nova-Flickr).

Joan Gilbert y el huracán Irma, efecto del cambio climático. (Imagen de referencia: Miami-Dade County/ Joan Nova-Flickr)

El condado de Miami-Dade se convirtió en el primer condado del planeta en tener un funcionario designado especialmente para hacer frente a los efectos del cambio climático sobre la población.

Aunque el cargo fue designado desde abril, nombrando a Jane Gilbert como “jefa del calor”, es ahora que la funcionaria puede poner en marcha sus funciones, en medio del sofocante calor veraniego de la Florida.

En un reportaje para la cadena británica BBC Mundo, Gilbert explicó en qué consisten sus funciones y por qué es trascendente la creación de su cargo.

“Estoy encargada de trabajar en todos los departamentos, sectores y comunidades dentro del condado de Miami-Dade para desarrollar e implementar una estrategia para reducir los impactos del calor extremo en aumento (…) buscar soluciones que reduzcan el carbono y ayudar con el aumento del nivel del mar”, señaló Gilbert al citado medio.

Debido al calentamiento global, la temperatura del planeta continúa en aumento y los efectos de este cambio son perceptibles no solo como “calor” en sí, sino en más precipitaciones, etc.

“El calor está subiendo no solo en temperatura sino en humedad y ambos están relacionados con el cambio climático. Y esto sucede a medida que nos convertimos en una ciudad más urbana y ponemos más pavimento, más aire acondicionado y tenemos menos copas de árboles”, añadió la funcionaria.

Gilbert señaló que, entre las medidas concretas para hacerle frente a las olas de calor en las ciudades, que define como “islas de calor urbano”, la más clara y productiva es plantar árboles.

“Los árboles son los que más beneficios generan porque absorben el agua de lluvia, secuestran el carbono y proporcionan sombra. Es una triple ganancia”, describe Gilbert.

Sin embargo, aclara que para que la labor se desarrolle correctamente es necesario que se haga bien, que se planten especies nativas y no exóticas, capaces de sobrevivir al clima y no alteren el ecosistema.

Su puesto encaja dentro de la City Champions for Heat Action, una iniciativa que forma parte de la Extreme Heat Resilience Alliance, una alianza de ciudades contra el calor extremo a la que se sumarán Atenas (Grecia) y Freetown (Sierra Leona).

Los efectos del cambio climático están empezando a pasar factura a todos los países, incluyendo al hemisferio norte que hasta ahora había tenido los menores “síntomas”. Tal fue el caso de Lytton, un pequeño pueblo de la Columbia Británica, en Canadá, que registró a principios de julio la temperatura más alta de la historia en el país con 49.5 °C, algo impensable para esta zona del planeta.

Lo anterior provocó incendios sin control que envolvieron al pueblo en llamas y sus 250 habitantes tuvieron que huir para salvar sus vidas.

Aunque en Estados Unidos la situación no ha sido tan dramática, se han registrado olas de calor desde el inicio del verano que afectan, sobre todo, a la población más vulnerable. Un estudio de 2020 de investigadores de la Universidad de Columbia Británica halló que miles de muertes pueden ser atribuibles al calor cada año en EEUU.

“En el noroeste del (océano) Pacífico hubo temperaturas más altas que las que hemos tenido en Miami y no están preparados. El 50% de la población no tiene aire acondicionado. Vimos los impactos de eso. Ha sido devastador para esa zona”, explica Gilbert.

“Nosotros contamos con población sin hogar, así como un sector de ingresos bajos que no tiene aire acondicionado o no lo usa tanto porque es muy caro. También tenemos la mayor cantidad de trabajadores al aire libre de cualquier otro condado en Florida”, agrega.

En ese sentido, señaló que entre sus funciones está pensar en las necesidades de ese sector poblacional.

“Entonces hay personas que son sensibles cada vez que llega el calor y todos somos bastante vulnerables si tenemos un evento de corte de energía generalizado y prolongado”, señaló, recordando un hogar de ancianos que en 2017 sufrió varias bajas debido al calor, luego de un apagón prolongado por el huracán Irma.

“Como individuos necesitamos planificar el día si va a ser caluroso. Intentar pasar tiempo al aire libre temprano en la mañana o en la noche; asegurarse de tener acceso al agua o alguna forma de hidratarse; y tomar descansos en la sombra o con aire acondicionado. El calor extremo puede ser muy peligroso”, concluyó Gilbert.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

1 Comment

1 Comment

  1. Oniel

    4 agosto, 2021 at 11:46 am

    Ahora hay que pagar impuestos para pagarle a esa señora y sus asistentes, ademas casi seguro que va a poner nuevos impuestos para enfrentar el “cambio climático”, en fin el estado es una lacra chapándonos la sangre, mientra mas pequeño mejor

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top