Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Villa Gloria: La casa de José Raúl Capablanca se cae a pedazos

Noticias de Cuba

Villa Gloria: La casa de José Raúl Capablanca se cae a pedazos

Una muestra más de la lenta destrucción que sufre el patrimonio arquitectónico cubano

Villa Gloria casa de Capablanca

Villa Gloria, casa de José Raúl Capablanca (Foto: Osmani Pedraza Ledón-Facebook)

No queda mucho de lo que una vez fue el hogar del famoso jugador de ajedrez José Raúl Capablanca

Hace exactamente 100 años, el 21 de abril de 1921, Capablanca ganó en La Habana el match contra el alemán Emanuel Lasker por la corona mundial de ajedrez.

Con el premio en metálico, Capablanca mandó a construir una mansión en el Reparto Buenavista llamada Villa Gloria, en honor a su prometida, la camagüeyana Gloria Simoni Betancourt, con quien contrajo matrimonio el 29 de diciembre de ese mismo año y comenzó a residir en la villa.

El gran maestro cubano edificó su hogar con muchos árboles frutales y una visión moderna, donde se incluía también una terraza con losas que configuraban la posición final de la última partida ante Lasker.

Con la prematura muerte de Capablanca, el 8 de marzo de 1942 en Nueva York (53 años), su casa en Buenavista se convirtió en un lugar de veneración. Allí acudían los admiradores del ajedrecista para apreciar Villa Gloria y la terraza con la posición de la victoria.

La mansión habitada por cinco familias

Ahora en la mansión habitan cinco familias. Cuatro en la planta baja y un solitario adulto mayor en la planta alta, que está en situación de derrumbe. Las losas de la terraza ya fueron removidas.

El señor Alberto, quien es hoy el habitante de la parte alta de la casa de Capablanca, relató lo que ha sucedido con lo que alguna vez, fue símbolo del talento y el orgullo cubano.

“Vine a vivir aquí en el año 1972 y ya no había losas en la terraza. Con el tiempo y la falta de recursos para mantenimiento la casa se fue deteriorando y el mirador se derrumbó. Yo vivo solo y he solicitado ayuda para arreglar esto, pero nadie me escucha. Del ajedrez yo no sé nada, ni siquiera sé jugar”, dijo a Diario de Cuba.

El vecino aledaño, Antonio Reyes Otaño, conocido por Tony, narró más sobre su llegada a Villa Gloria, y lo que pasó antes de la muerte del jugador y después de su fallecimiento.

“Vivo en esta casa desde 1950, cuando llegué a rentar esta casa a Gloria, la exesposa de Capablanca, le pagaba 45 pesos mensuales, ella vivía en el Hotel Presidente en El Vedado y todas las casas de la manzana eran de su propiedad y las rentaba”, señaló.

“Capablanca no solo construyó Villa Gloria, sino también todas las casas de la manzana, para rentar. Cuando se divorció de Gloria la dejó aparentemente asegurada para toda la vida, a ella y a sus hijos. Pero llegó la Reforma Urbana y Gloria perdió la propiedad de todas las casas, yo adquirí esta propiedad gracias a las leyes de Reforma Urbana”, añadió Reyes Otaño a Diario de Cuba.

Otaño también comentó que Gloria alquiló la Villa a un colegio privado antes del triunfo de la Revolución y posteriormente el gobierno le entregó la casa a un Dr. llamado Marco.

Para el vecino, este lugar debería ser un museo o una escuela de ajedrez, un símbolo del que fuera un personaje en el juego. La recuperación debería ser inmediata, porque pronto no quedara mucho que salvar.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top