Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

La Casa Real de Luxemburgo rinde homenaje post mortem al cubano Víctor Batista

Coronavirus en Cuba

La Casa Real de Luxemburgo rinde homenaje post mortem al cubano Víctor Batista

Víctor Batista Falla fue el mayor mecenas de la literatura cubana en el exilio

Víctor Batista Falla

Víctor Batista Falla (LA CASA REAL DE LUXEMBURGO)

La Casa Real de Luxemburgo emitió el lunes un sentido mensaje en honor a Víctor Batista Falla, el mayor mecenas de la literatura cubana en el exilio, quien falleciera en la Isla por causa de complicaciones derivadas del coronavirus (Covid-19).

“Es con gran tristeza que Sus Altezas Reales el Gran Duque y la Gran Duquesa anuncian la muerte del Sr. Víctor Batista Falla, tío de Su Alteza Real la Gran Duquesa y el último hermano vivo de su madre”, reza el comunicado oficial. “Su muerte es una gran pérdida para toda la familia de Su Alteza Real la Gran Duquesa”.

El también editor, de 87 años, arribó a Cuba el 6 de marzo, luego de casi seis décadas de ausencia. Su deceso tuvo lugar el pasado domingo, en horas de la tarde, en el Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí”, centro donde permaneció más de una semana ingresado.

Batista Falla murió sin descendencia, pero le sobrevivió su sobrina María Teresa Mestre Batista, la Gran Duquesa de Luxemburgo, con quien mantenía una estrecha relación.

Inicios y salida de Cuba

Víctor —nacido en La Habana, en 1933— provenía de una familia de hacendados y banqueros. Su padre, Agustín Batista fue el fundador y presidente del Trust Company de Cuba, el más poderoso banco de la Isla en su época. Mientras que su madre, María Teresa, fue heredera del imperio azucarero de Laureano Falla Gutiérrez.

En 1960, tras el estallido de la Revolución, abandona Cuba y decide asentarse en Nueva York.

El mecenas literario

Durante su carrera, Batista Falla financió y dirigió importantes rotativos donde publicaron figuras literarias del exilio y jóvenes escritores. Entre ellas, las revistas Exilio (1965-1973) y Escandalar (1978-1984). Esta última, bajo la supervisión del Octavio Armand.

“En el verano del 77, durante una cena en un pequeño restaurante alemán de Uptown Manhattan, Víctor Batista me sorprendió con un ofrecimiento que agradeceré siempre. ¿No crees que es hora de que dirijas una revista? En la pregunta se cifraba una generosidad relampagueante y de mano franca. Muy suya por cierto”, recuerda Armand.

Madrid y últimos años

A finales de la década de los 90, y con el apoyo del novelista Jesús Díaz —director de la revista Encuentro de la Cultura Cubana—, Batista Falla abre en la capital española la editorial Colibrí. Entidad literaria que dirigió hasta su cierre en 2013.

Bajo la casa Colibrí, se publicaron las obras de autores no cubanos y aquellos residentes dentro y fuera del archipiélago. Asimismo, costeó la impresión de los libros de Lorenzo García Vega, José Kozer y José Mario. Incluso, apoyó económicamente a Gastón Baquero y otros escritores en el exilio.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement
To Top