Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

La escultura chino-mexicana de Donald Trump con sandalias que causó furor en Florida

Estados Unidos

La escultura chino-mexicana de Donald Trump con sandalias que causó furor en Florida

La figura de fibra de vidrio de 1.8 metros de alto acaparó la atención en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC)

Escultura de Donald Trump dorado causa sensación en Florida. (El Universal YouTube/ LaVonne Bray Twitter).

Una figura dorada del ex presidente Donald Trump causó sensación la semana pasada durante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), en Orlando Florida.

La figura de fibra de vidrio fue diseñada por el artista estadounidense Tommy Zegan, y muestra al presidente como luce ahora en su residencia de Mar-a-Lago, en Palm Beach.

En la conferencia, que tuvo una duración de tres días, persistió la idea de que las elecciones de 2020 fueron robadas por los demócratas, y la ausencia de algunos rivales de Trump ayudó a que sus seguidores y él mismo tuvieran más espacio para dialogar al respecto.

La presencia de seguidores de Trump, en uno de los estados en los que el magnate tiene más aceptación provocaron no solo una gran asistencia a las conferencias, sino también una viralización de la imagen dorada del presidente, colocada en el stand del CPAC.

EL furor fue tal, que varias personas asistieron exclusivamente a tomarse fotos con la figura de 1.8 metros, y Donald Trump Jr. incluso sugirió a modo de broma cambiar las siglas del CPAC por T-PAC.

Los que más llamó la atención sobre la figura, fue el origen de la misma, pues la figura en sí fue fabricada en China y posteriormente armada en México, en Rosarito, Baja California, informó El Universal.

Ya que ambos países fueron los más atacados por el presidente durante su administración, que se quejaba de los migrantes provenientes de México y de las políticas comerciales de China, la noticia sobre el origen de la estatua rápidamente se volvió viral también.

La escultura dorada del republicano llevando la Constitución estadounidense en su mano derecha, fue considerada por analistas políticos, además de como una aparente muestra de idolatría, como una metáfora perfecta del estado del Partido Republicano y el conservadurismo en EEUU.

La conferencia tuvo una duración de tres días, y en ella sus aliados políticos, entre ellos Ted Cruz, uno de los 43 senadores republicanos que lo absolvieron en febrero pasado en su segundo juicio político, lo consideraron como el futuro del partido.

“Donald Trump no se va a ir a ningún lado”, afirmó Cruz efusivo en su discurso en Orlando.

Por su parte, el senador cubanoamericano Marco Rubio, otro de los oradores de la conferencia, informó a través de su Twitter, que debido a “un inesperado asunto familiar” no podría atender a la conferencia.

No obstante, aparecieron varios miembros del gabinete de Trump y algunos de sus colaboradores, entre ellos Mike Pompeo, ex secretario de Estado, y Sarah Huckabee Sanders, ex secretaria de Prensa de la Casa Blanca.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top