Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

La isla donde los sueños se derrumban

Noticias de Cuba

La isla donde los sueños se derrumban

La historia de un ingeniero frustrado dentro de Cuba

Cuba prohíbe el ejercicio privado de la arquitectura a la vez que se derrumba. (Foto: Periódico Cubano)

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) publicó el pasado 10 de febrero un listado de actividades prohibidas dentro del sector cuentapropista que dejó a los cubanos con incertidumbre, confusión y algo de desesperanza.

En la mayoría de los casos, se exige no ejercer ninguna profesión que pueda significar una competencia para el monopolio estatal, como por ejemplo extraer petróleo crudo, la proscripción de elaborar azúcar, hasta negar las labores de abogados, médicos, periodistas y arquitectos por cuenta propia.

Y es así como llegamos a Carlos Manuel, profesional como muchos otros, con un título en ingeniería civil guardado desde hace tiempo pero con la esperanza de que algún día podría desempeñar libremente.

Cuba necesita restauraciones, recrear su bella aunque deteriorada arquitectura, y con la crisis económica esta necesidad se acentuó más aún. Debido a ello, el gobierno tal vez otorgaría la autorización para trabajar de forma privada, así pensaba Carlos Manuel, que se quedó frío como piedra, al ver que su profesión ahora era prohibida.

El gobierno excluía su profesión de recibir una licencia de cuentapropistas y el sueño que tenía con otros dos amigos, un arquitecto y otro diseñador, de abrir una empresa para la construcción y remodelación de hoteles, negocios particulares y viviendas, empezó a desmoronarse.

Otro profesional que necesita huir del país donde no podrá realizar su sueño, Carlos Manuel llamó a su hermano que vive en Uruguay y le dijo “que a la menor oportunidad emigraría”.

A raíz de esto varios colegas de Carlos Manuel se unieron y firmaron un comunicado titulado “La arquitectura independiente no debe ser ignorada en Cuba”.

Dicho manifiesto le pide al gobierno que remueva a la arquitectura y la ingeniería de la lista de 124 actividades prohibidas por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Sin embargo las esperanzas de que la Revolución cambie está decisión son realmente escazas.

Y es que el Gobierno Cubano está consciente de no puede ofrecer muchas ventajas ni una libre expresión en las profesiones, un editor no se dejará imponer censura, un abogado peleara por los derechos de su representado.

Esto se resume a no perder el control político sobre miles de cubanos, no dar autonomía a personas diplomadas y profesionales, y continuar con el “status quo”, en donde el poder del régimen, influya y manipule las decisiones de cada uno de sus ciudadanos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top