Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

La joven cubana Mercy Olivera terminó su huelga de hambre

Noticias de Cuba

La joven cubana Mercy Olivera terminó su huelga de hambre

“Paré la huelga de hambre, no mi lucha”

La joven cubana Mercy Olivera terminó su huelga de hambre

Mercy Olivera padece una atrofia muscular espinal (Collage: Mercy Olivera – Facebook)

La joven cubana Mercedes Olivera detuvo este fin de semana la huelga de hambre que inició para exigir al gobierno la devolución de su pasaporte y poder tramitar una visa humanitaria.

Olivera, exintegrante de la agrupación infantil La Colmenita, padece una atrofia muscular espinal desde los siete años y quiere ir a Estados Unidos en búsqueda de un tratamiento médico.

“Paré la huelga de hambre, no mi lucha, han sucedido cosas por las que he sufrido una mayor descompensación, no voy a ningún hospital de aquí, no confío en nadie”, manifestó en Facebook.

La joven también comentó que trataron de llevarla a un centro de salud mientras estaba inconsciente y además recibió una visita indeseable en la que le recordaron la muerte de su abuelo.

“Debo recuperar mi fuerza porque esto no termina hasta que termina, ¡Patria y Vida”, agregó la joven en su post que lleva la etiqueta #pasaporteparamercy.

A todos mis hermanos, desde ayer paré la huelga de hambre no mi lucha, han sucedido cosas por las que he sufrido una…

Publicada por Mercy Olivera en Sábado, 27 de marzo de 2021

 

El padecimiento mencionado provoca que Olivera no pueda respirar con normalidad y por ello requiere de manera constante el uso de un balón de oxígeno para poder continuar con vida.

La joven pasa la mayoría del tiempo encamada al tener complicaciones motoras, además de dificultades para hablar y comer.

Se encuentra bajo los cuidados de su abuela de 82 años, quien todos los días se esfuerza para conseguir comida para las dos ante el desabastecimiento de alimentos y la falta de apoyo por parte de las autoridades.

Olivera de manera seguida recibe agresiones tanto en redes sociales como en su propia casa. Hace unas semanas, una vecina vinculada con el régimen tiró hacia el cuarto de la joven gasolina y otras sustancias.

La abuela recientemente denunció que la joven estaba viviendo un cuadro de stress a causa de la tortura psicológica hecha por represores del gobierno.

La joven necesita un medicamento llamado Spinraza que es imposible de conseguir en las farmacias y hospitales de la Isla por culpa de la escasez de fármacos y un alto precio que solo se podría pagar con fondos del gobierno.

Olivera ha denunciado que las autoridades no hacen el mínimo intento por comprar un lote de esta medicina, ya que en el territorio no se le da importancia a los casos de atrofia muscular espinal.

Además, le niegan el servicio de ambulancias cuando requiere movilizarse al hospital y los choferes que la han llevado reciben amenazas por parte de agentes de la Seguridad del Estado.

 

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top