Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Madre de dos hijas pide ayuda para que el Gobierno de Cuba no le decomise la casa

Noticias de Cuba

Madre de dos hijas pide ayuda para que el Gobierno de Cuba no le decomise la casa

“Nadie podrá decir que en Cuba no ocurren desalojos. Permaneceré en la calle con mis hijas a ver qué sucederá”

La mujer junto con sus dos hijas de 9 y 11 años sufre amenazas de desalojo desde hace meses (RADIO MARTÍ).

La semana pasada un representante de la Policía entregó un ultimátum a Antuanett Creagh García, una madre de dos hijas que habita el vecindario habanero de Guanabo.

El ultimátum indica que la mujer junto con sus hijas de 9 y 11 años debe desalojar su vivienda el martes 5 de noviembre, reportó Diario de Cuba.

“Yo había decidido ceder y aceptar irme de mi casa solo por mis hijas, debido a por esta situación tan estresante una de ellas ha desarrollado principio de esquizofrenia infantil, y la otra no logra concentrarse en sus deberes escolares. Como primero están ellas, decidí aceptar, pero al ver las condiciones tan terribles del albergue a donde me piensan enviar cambié de parecer y no pienso abrir la puerta cuando vengan por nosotras”, contó Creagh, quien tiene pendiente una orden de desalojo desde hace meses.

La mujer añadió que el albergue de Guanabo, lugar al que las autoridades planean enviarla, tiene un baño que no funciona desde hace más de 20 años, y que su cuarto se encuentra en condiciones inhabitables.

“Si llevo para allí a mis hijas estaríamos peor que como estamos. Esta situación es una gran injusticia conmigo y sobre todo con dos niñas a las que piensan dejar sin casa”, declaró la madre cubana.

“Nadie podrá decir que en Cuba no ocurren desalojos. Permaneceré en la calle con mis hijas a ver qué sucederá”, añadió.

Antuanett Creagh tenía pendiente la orden de desalojo desde 2016, cuando a su esposo se le sorprendió en posesión de varias plantas de marihuana.

La ley cubana estipula que si en una casa se encuentran drogas la vivienda puede ser confiscada. Creagh no sabía de la existencia de las plantas ya que su esposo las tenía escondidas en la azotea y la mujer nunca la visitaba por temor a las alturas.

Creagh también fue encarcelada, pero luego de comprobar su inocencia fue liberada cuatro meses después. Sin embargo, desde entonces comenzaron las amenazas de desalojo.

Como recurso desesperado la mujer junto a sus hijas se dirigió este lunes 4 de noviembre a la casa de Miguel Díaz-Canel para pedir una resolución a su caso. Cuando llegó a la residencia del mandatario, los custodios le impidieron el paso y evitaron que pudiera entregar una carta dirigida al presidente de Cuba.

De acuerdo con Diario de Cuba, la mujer fue conducida a la estación policial de Alamar.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete a nuestra web.

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top