Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Madre cubana pierde a su hijo por negligencia médica: “Lo trataron como un paciente de coronavirus”

Noticias de Cuba

Madre cubana pierde a su hijo por negligencia médica: “Lo trataron como un paciente de coronavirus”

“Nada me lo va a devolver, pero alguien tiene que responder por lo que sucedió”

Ambulancia en Cuba

Ambulancia en Cuba, imagen de referencia (ESCAMBRAY)

Una madre cubana envío una carta dirigida al ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, para denunciar un caso de negligencia médica que acabó con la vida de su hijo de tan solo 1 año y ocho meses.

Según explicó, los hechos tuvieron lugar en la madrugada del 20 de abril en el Policlínico Docente “Enrique Betancourt Neninger”, ubicado en Alamar, capitalino municipio de Habana del Este.

“Comienzo diciendo que en la madrugada del 31 de marzo el niño presenta problemas respiratorios, por lo cual salimos a buscar primeros auxilios (…) Mi esposo, el padre del niño, salió adelante pues vivimos muy lejos de la carretera, aproximadamente a un kilómetro de la parada”, relata la madre.

“En el trayecto su papá lo aspiró con su boca por la nariz para ayudarlo a respirar, tenía mucho catarro”, añade. “Cuando llegó al punto de control, que queda en la entrada, los policías que prestaban servicio lo socorrieron en un patrullero hasta el Hospital ‘Luis Díaz Soto’”.

Al arribar al centro, el médico que estaba de guarda en el área de Pediatría auscultó a su niño, Jeyson Alejandro Ruiz García.

Tras un diagnóstico inicial, le recetó suero fisiológico por las fosas nasales y una placa, que al parecer no mostró problemas en los pulmones. Por último, el especialista recomendó reposo, vaporizaciones, elevar la cabecera de la cuna y colocar paños tibios en el pecho.

Al cabo de unos días, el menor mostró cierta mejoría hasta el 8 de abril cuando —entre las 0:30 a.m y 11:00 a.m (hora local), mientras tomaba su yogurt, hizo una broncoaspiración, producto del mismo catarro. De nuevo en el centro médico, un galeno, identificado como el doctor Heredia, explicó que el niño tenía una pequeña amigdalitis y le recetó “amoxicilina de 250 gramos cada 8 horas” y dipirona, “en caso de presentar fiebre”.

Diez días después, Jeyson empezó a sufrir fiebre de 38 grados que, poco a poco, fue aumentando. La familia, por tanto, tuvo que volver a salir a pedir ayuda especializada.

“Cuando mi esposo y yo llegamos al punto de control le pedimos de favor a los policías que estaban de guardia que nos pararan un carro, pues con el problema del transporte no había nada. El compañero oficial me informa, sin mirarme a la cara pues estaba muy ocupado jugando con el teléfono, que tenía orientaciones de no detener ningún vehículo para ningún caso aunque fuera de urgencia”.

De acuerdo con el oficial, la madre tenía que llamar al 106 y esperar la respuesta de una ambulancia.

“Mi esposo le dijo que si algo le pasaba al niño ellos también serían responsables. A lo que el compañero del celular, que seguía ocupado, respondió que eso era problema de nosotros que éramos los padres del bebé”.

En el policlínico, el infante fue atendido por la doctora Ingry Amador Rodríguez, quien aconsejó llevar al paciente a casa y esperar a que bajara la fiebre. “En caso cualquier otro síntoma regresar (…) como si viviéramos cerca”.

Menos de 24 horas después, al no ver ninguna mejoría, los padres de Jeyson regresaron al policlínico. Ahí, le suministraron aerosol pero la fiebre, hidratante en vena y compresas de agua y alcohol, pero su temperatura nunca bajó. Todo lo contrario, incluso llegó a alcanzar los 40 grados.

“Lo trataban como un paciente de coronavirus”, manifestó la madre.

“En todo este transcurso que ya lo había remitido al hospital, no se logró comunicar con el 104 , por lo que a insistencia llaman al puesto de mando y ellos se comunican con el SIUM. Ya había pasado una hora y media cuando llegó un taxi pero no nos podíamos ir de allí, pues las condiciones del niño no eran favorables”.

La ambulancia no llegó hasta pasada la 1:00 a.m. Ya en ese punto de la noche, el menor tenía convulciones, mientras el personal del SIUM hacía los papeles del traslado al Hospital “Luis Díaz Soto”.

“Con toda la demora y negligencia del SIUM cuya demanda fue de D:175 c mi bebé 1:40 a.m aproximadamente fallece y nadie supo, ni sabe qué decir ¿Por qué?”

“Necesito que me den una explicación y se haga justicia con toda la negligencia que se cometió, siendo el segundo caso de un bebé que fallece por no hacer bien su trabajo. Nada me lo va a devolver, pero alguien tiene que responder por lo que sucedió, desde la doctora que no lo remitió al hospital el 18 de abril hasta la tardanza del SIUM”.

2 Comments

2 Comments

  1. Avatar

    LUIS CONDE

    26 abril, 2020 at 12:40 pm

    MIS CONDOLENCIAS A ELLOS……….MUY DURO Y DIFICIL ES ESO……………………

  2. Avatar

    Josue

    26 abril, 2020 at 12:48 am

    Ese caso requiere ser evaluado pues ahi hubo un muchos errores desde el primer dia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement
To Top