Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Medios oficialistas justifican la censura y represión en Cuba

Noticias de Cuba

Medios oficialistas justifican la censura y represión en Cuba

Desde que la pandemia de COVID-19 comenzó, el régimen ha intensificado sus esfuerzos para censurar a quienes exponen la verdad en Cuba

El diario oficialista Granma justificó la represión y la censura contra periodistas y escritores en Cuba con el argumento de que “hay que callar a los malos”.

En un artículo firmado por Elson Concepción Pérez, titulado “La hora de callar a los malos”, el autor justifica el Decreto Ley 370, popularmente conocida como “Ley Azote”.

El autor destaca los mensajes escritos en redes sociales por usuarios cubanos en la publicación de hace unos días que aseguraba había una persona fallecida en calles de La Lisa, los cuales calificó como “falsos testimonios con carga ponzoñosa” y “amparados por el uso amplio y libertino del internet”.

Utilizó otras publicaciones y sus respectivos comentarios y sugirió al régimen de Cuba identificar a los usuarios en redes sociales para juzgarlos y sancionarlos, lo que se traduce en reprimir todas las opiniones que “incomoden” al gobierno.

“¿Es o no posible identificar a esos personajes y es o no posible que las leyes de nuestro país puedan juzgarlos y sancionarlos?”, cuestiona Elson en el artículo.

No obstante, ignora que esa es una labor que el gobierno ya realiza, pues varias veces ha sido denunciado tanto por opositores como por otros ciudadanos por arrestar, multar o intimidar personas que han expresado abusos o inconformidades en redes sociales.

Las redes son de hecho el medio más común por el que el régimen cubano se entera sobre las labores de activistas y disidentes y también el medio que usan para localizarlos a ellos y sus familias o conocidos.

Sin embargo, Pérez opina que estos mensajes son “noticias falsas fabricadas desde el exterior por la Fuerza de Tarea creada en EEUU” contra Cuba y que solo son creídas por los “ingenuos”.

“En estos casos, digamos, se trata de los ‘malos mediáticos’. Pero hay otros a los que también hay que cerrarles el paso con la justicia inmediata y severa. Por estos días hemos visto algunas muestras en programas tan vitales como Hacemos Cuba o en los espacios informativos de la televisión”.

Según el autor, el gobierno cubano hace lo que puede para salvar vidas y aunque algunos “quieren aprovecharse de la situación tensa”.

También señala a los especuladores que exageran para “agudizar” las carencias de los cubanos, lo que considera inaceptable y que “no debe quedar impune”.

No obstante el artículo ignora que todas las denuncias sobre la escasez en Cuba y las dificultades económicas de sus habitantes, tanto en redes sociales como en prensa independiente, vienen acompañadas de pruebas como fotografías, video y decenas de testigos.

Desde que la pandemia de COVID-19 alcanzó el territorio cubano, el régimen de Cuba ha intensificado sus métodos de represión y las detenciones a periodistas y comunicadores que exponen en línea la realidad de Cuba.

Desde las enormes colas para comprar comida o productos de aseo, hasta la falta de los mismos que hace que sean insuficientes todos los días, han sido denunciados por algunos cubanos que se arriesgan para conseguir poner en evidencia el desabasto de productos básicos en la Isla.

Con este artículo el gobierno de Cuba reitera una postura que ya se le conocía y que caracteriza a los regímenes comunistas de todo el mundo: cualquiera que lo contradiga es un “enemigo” que debe ser silenciado.

El artículo del Granma concluye con una frase contundente y que ha quedado patente en múltiples arrestos y encarcelamientos injustificados contra disidentes: “Hay que callar a los malos y de seguro que, una vez más, el bien triunfará. Todos somos responsables de ello”.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Escándalos en la Farándula

To Top