Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Muere Ricardo Bofill, luchador por los derechos humanos en Cuba

Noticias de Cuba

Muere Ricardo Bofill, luchador por los derechos humanos en Cuba

Su deceso se produjo en Miami a la edad de 76 años

Muere Ricardo Bofill, luchador por los derechos humanos en Cuba

Muere Ricardo Bofill, luchador por los derechos humanos en Cuba. (RADIO MARTÍ)

En horas de la madrugada de este viernes falleció en la ciudad de Miami el ex prisionero político y activista de los derechos humanos en Cuba, Ricardo Bofill Pagé, a la edad de 76 años como consecuencias de problemas cardíacos, según informa la Radio y Televisión Martí.

“He recibido una llamada de Yolanda Miyares, su compañera de lucha, y de una vecina, con la mala noticia. Ya han asistido los profesionales competentes del 911. Por este medio de momento transmito a sus familiares y a los activistas de derechos humanos y amistades lo triste que me ha dicho Yolanda ahora mismo”, informó a la emisora Oscar Peña, su amigo y compañero en la lucha contra el régimen castrista.

«Fue un gran hombre y luchó para defender los derechos humanos en Cuba y en el mundo. Luchaba por todo el que estaba oprimido en Cuba. La casa de nosotros se llenaba de opositores», recordó su señora en una breve comunicación con los periodistas de la citada emisora.

Bofill era graduado de Historia de la Filosofía por la Universidad de La Habana y el 28 de enero de 1976 fundó el Comité Cubano Pro Derechos Humanos (CCPDH) junto a Adolfo Rivero Caro, Elizardo Sánchez Santacruz, Edmigio López Castillo y Enrique Hernández Méndez, todos pioneros de la lucha contra las atrocidades de los comunistas cubanos bajo el mando de Fidel Castro en las primeras décadas de la “revolución”.

Tan solo cuatro años después fue encarcelado tras divulgar el texto «Cuba: los Derechos Humanos en Crisis Permanente», bajo los cargos de “contrarevolucionario” y de mantener contacto con el enemigo en referencia a sus reuniones con diplomáticos estadounidenses. Permaneció encarcelado por dos años y medio.

Amnistía Internacional lo adoptó como preso de conciencia en 1985. Tras su salida de prisión en 1985 organizó la primera Exposición de Arte Libre y participó en la fundación de otras organizaciones de derechos civiles.

Sobre su contribución al desarrollo de la sociedad civil cubana, el periódico español El País resaltó su obra: ​“No obstante lo reducido de su número, a no poseer medio alguno de divulgación y a no tener acceso a los medios de comunicación, las autoridades cubanas han desatado una desorbitada campaña contra él; campaña en la que ha tornado parte el propio Fidel Castro, quien respondiéndole a la periodista norteamericana Maria Shriver, declaró virulentamente: En Cuba no existe un Comité de Derechos Humanos, sino un grupito de contrarrevolucionarios, de ex presos contrarrevolucionarios, manipulados por la Oficina de Intereses de los Estados Unidos».

Por las constantes persecuciones a la estuvo sometido se vio obligado en varias ocasiones a refugiarse en la Embajada de Francia en La Habana entre agosto de 1986 y enero de 1987. En 1988 salió de Cuba hacia la entonces República Federal de Alemania, luego estuvo en España y finalmente se estableció en Estados Unidos.

El reconocido periodista cubanoamericano Carlos Alberto Montaner dijo de él: “fue uno de los cubanos más importantes del larguísimo conflicto político.  Este es el hombre que comprendió que las violaciones de los derechos humanos en Cuba no eran puntuales, sino institucionales, y que después que el régimen ahogó en sangre la lucha armada clandestina sólo era viable luchar pacíficamente, a cara descubierta y desde la plataforma elaborada por la ONU de la Declaración Universal. Este es el hombre que cuando llegábamos al amanecer a su casa en el reparto Mañana de Guanabacoa, ya tenía media docena de denuncias mecanografiadas en original y ocho copias al carbón para distribuirlas a las agencias extranjeras y las embajadas; el hombre que nos sorprendió cuando asistimos a una misa en la Iglesia de San Juan de Letrán,–en memoria del asesinado sacerdote polaco Jerzy Popieluszko– con el Llamamiento de La Habana, un documento dirigido a los movimientos disidentes de Europa Oriental, y con acusaciones tan crudas al comunismo que sólo lo firmamos 13 de unos 200 asistentes. Este es el hombre que sabía escuchar y dar calor a las iniciativas de otros, ya fuera una mesa redonda que se radió luego tres veces por Radio Martí; una sección de artistas e intelectuales en el Comité; o una exposición de arte disidente y taller de derechos humanos, que estuvo abierta cuatro días a dos cuadras de 12 y 23, donde Fidel Castro se declaró socialista en 1961”.

En el exilio trabajo como colaborar del programa de Radio Martí “Contacto Cuba”.

“Para Ricardo Bofill, mi respeto por su tenacidad, su valor e inteligencia. Como el Padre Varela ayer, él hoy nos enseñó a pensar. Descanse el Paz”, escribió Oscar Peña.

En 2015 recibió un reconocimiento especial por su lucha en favor de la libertad, en un acto celebrado en el centro escolar Miami Dade College.

 

Con información de Radio Martí  

 

Suscríbete GRATIS para recibir noticias

3 Comentarios

3 Comentarios

  1. Avatar

    Raul gonzalesd

    14 julio, 2019 at 10:58 am

    -Asi es la situación de los nuestros, solo hay que mirar que nadie dice nada aqui hoyáis fuera chisme o otra tontería pues ,seria diferente. HONOR A QUIEN HONOR MERECE.ESO ES UN PATYRIOTA,

  2. Avatar

    Alexander Fonseca

    14 julio, 2019 at 8:41 am

    Descanse en paz Ricardo Bofill

  3. Avatar

    Maria E Ballester

    13 julio, 2019 at 6:19 pm

    Mis respetos para este luchador por Los Derechos Humanos. Descanse en Paz

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Cuba

To Top