Connect with us
PERIÓDICO CUBANO

PERIÓDICO CUBANO

“No tenemos miedo”: Zucel Osiowy, exprofesora cubana orgullosa de ser granjera en Canadá

NOTICIAS DE CUBA

“No tenemos miedo”: Zucel Osiowy, exprofesora cubana orgullosa de ser granjera en Canadá

Sobre su vida en la granja explicó que es “un proceso de aprendizaje, todos los días aprendes algo”

Zucel Osiowy

Zucel Osiowy está inmersa en numerosas tareas; cuando no está encima del tractor, va a la cocina. (Captura de pantalla: Canada Today)

Zucel Osiowy se nombra la cubana que era profesora de física en su país natal, pero tras emigrar a Canadá junto a su esposo, Bruce, cambió el pizarrón y las aulas por el trabajo como granjera.

Gracias a un reporte del medio local de Regina Canada Today, esta historia de éxito y voluntad de la diáspora de la Mayor de las Antillas ha sido revelada como evidencia de que todo es posible, si en ello se pone empeño y esfuerzo.

Según se relata, era una “chica de ciudad” hasta que hace ya 14 años se mudó a la granja, sitio donde asegura sus jornadas son “un proceso de aprendizaje, todos los días aprendes algo”. Tuvo que adaptarse a su nueva vida con la ayuda de su marido y de otras esposas de residentes en la zona.

Advertisement

Sin dudas, la personalidad de esta mujer define en buena medida sus logros. Como parte de sus labores cotidianas, recuerda que tuvo que aprender a desgarrar y a combinar. En los comienzos, se sentaba de acompañante en la maquinaria que conducía su esposo, hasta que un día agarró el volante y, según explica, hoy hace operaciones como la carga y los traslados.

“Simplemente, me lo tomo con calma y trato de hacer lo mejor que puedo, solo para ayudarlo a él”, acotó Zucel sobre las labores, nada fáciles, que realizan para obtener el cultivo de canola, trigo y lino en 2,5 cuartas partes de la tierra de la granja.

Por su labor fue entrevistada por medios de prensa canadienses

Por su labor fue entrevistada por medios de prensa canadienses. (Captura de pantalla: Canada Today)

Zucel Osiowy: Una historia de éxito y nuevos comienzos

Osiowy no se queda quieta un minuto. Cuando no está encima del tractor, va a la cocina. En su relato sobre las responsabilidades que le ha tocado asumir, dice que cuando termina la cosecha tienen que quemar la paja del lino para que no se enrede en la maquinaria en la temporada siguiente, lo que resultaría muy peligroso.

Advertisement

“Incluso en el verano, pienso en el lino, cuándo hay que quemarlo. Eso es una cosa tremenda, eso da mucho, mucho miedo en la granja, cuando hay un incendio”, refirió sobre este particular, una faena de las más duras que le ha tocado enfrentar.

En tal sentido, su esposo Bruce Osiowy ofrece algunas recomendaciones, aprendidas a lo largo de los años, las que comparte con granjeros de la zona. Estas consisten en permanecer comunicados sobre dónde se encuentran cada uno durante la quema, además de mantener iluminado todo el sitio, pues oscurece muy temprano.

Sobre cómo pronostican la nueva cosecha, el esposo comenta que se ven bien esta temporada: “tuvimos buen tiempo hasta ahora. Ha sido muy caluroso y seco, y ha sido maravilloso”, concluyó.

Advertisement

Pudiera parecer un cambio radical para esta joven cubana, quien fuese profesora de física en la Isla; sin embargo, pese a la batalla en la que se convierte cada cosecha, asegura: “No tenemos miedo”, ni al clima, ni a ninguna de las tareas por hacer.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top