Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Nuevas medidas y militarización de Camagüey genera descontento entre sus habitantes

Coronavirus en Cuba

Nuevas medidas y militarización de Camagüey genera descontento entre sus habitantes

Algunos consideraron que las nuevas políticas condenan a aquellos que deben salir a las calles en busca de alimento

Nuevas medidas y militarización de Camagüey genera descontento entre sus habitantes

Nuevas medidas y militarización de Camagüey genera descontento entre sus habitantes. (Foto ilustrativa: Gobierno Provincial del Poder Popular en Camagüey-Facebook)

Las autoridades castristas han restringido por completo la circulación de vehículos y personas en la provincia de Camagüey, esto debido al incremento de casos positivos de COVID-19 que se ha experimentado en el territorio.

En la provincia se realizará el patrullaje por las calles de los 13 municipios, lo cual se suma a los 70 puntos de control activados que había en la zona, con el objetivo de controlar un poco la pandemia.

A su vez, solo permanecen en funcionamiento las entidades y centro de producción esenciales con un número indispensable de empleados, mientras que todos los trámites se han suspendido.

El reforzamiento de las medidas restrictivas ha provocado el descontento de varios de sus habitantes, los cuales aseguran que son injustas y solo complican la situación de todos.

Respecto a la restricción de movilidad, la cubana Hilda Luaces indicó que la política “condena a muchas familias que a diario salen en busca de comida y apenas encuentran algún alimento convoyado con sombreritos de cumpleaños, mascarilla facial de zeolita y otros productos ociosos”.

Por su parte, el cubano Francisco Campollo le indicó al medio independiente Diario de Cuba que la medida no resuelve la dispersión del virus, pero afecta a los conductores, pues estos no pueden circular, pero no son exonerados de los impuestos y las patentes.

Varias de las declaraciones dadas al citado medio aseguran que los residentes también se ven afectado por la poca empatía que muestran los policías, pues las multas continúan aun cuando se sale a comprar alimentos.

De igual manera, otros residentes de Camagüey indicaron que se sienten molestos de que el Gobierno cubano quiera culpar al pueblo por el rebrote de COVID-19.

“Las autoridades se justifican y evitan explicar cómo las cepas más letales se diseminaron por toda Cuba y han cobrado de vida de médicos y enfermeras supuestamente inmunizados”, declaró uno de los entrevistados.

“La pandemia hace menos daño que el descontrol y la desinformación del Ministerio de Salud Pública, incapaz de divulgar la cifra de trabajadores del sector que han diseminado la enfermedad en sus lugares de residencia”, recalcó otra.

El medio independiente indicó que la presencia policial es más notable en el municipio cabecera, la entrada de Oriente, la salida hacia La Habana y las vías de acceso a Vertientes, Sierra de Cubitas, Paso de Lesca, Santa Cruz del Sur y Florida, mientras que la presencia de militares también puede ser vista en Piedrecitas, zona limítrofe con Ciego de Ávila, en Guáimaro y Manatí, que dan paso a Las Tunas.

“En un abrir y cerrar de ojos hemos quedado bajo la supervisión de la Policía, que nada sabe de combatir la epidemia, pero tiene mucha experiencia en amordazar la crítica e imponerse por la fuerza”, declaró la doctora Lena Aguirre.

Es necesario mencionar que aunque la prensa oficial ha asegurado que un miembro de las familias puede salir a las calles para realizar gestiones impostergables, las autoridades ignoran esto y han levantado multas a quienes consideran “infractores”.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top